Compartir

La empresa adjudicataria de las obras de construcción del nuevo inmueble para el Museo do Mar de Noia, Construcciones Iglesias Mera, viene de iniciar esta semana los trabajos. Unas obras que fueron adjudicadas por un importe de 564.000 euros y que cuentan con un plazo de ejecución de 8 meses. El alcalde de Noia, Santiago Freire Abeijón, explica que «la empresa decidió esperar a este inicio de 2019 para comenzar los trabajos que, si se respetan los plazos previstos, podrían estar finalizados durante este verano», si bien puntualiza que «más que la rapidez en la ejecución de la obra, lo principal será el seguimiento y el cuidado arqueológico que se hará para proteger y poner en valor los restos de la muralla medieval».

El alcalde noiés se muestra muy satisfecho con el inicio de estos trabajos pues «después de finalizar las obras de restauración del Casino, ahora afrontamos un proyecto que dotará al Museo do Mar de unas renovadas instalaciones, pondrá en valor a muralla medieval y supondrá una importante mejora en el aspecto de la fachada marítima, dando así respuesta a las demandas de los vecinos y vecinas de Noia».

La parcela donde se construirá el nuevo inmueble del Museo do Mar de Noia ya está vallada, por lo que mientras duren los trabajos el paso de cebra estará cortado en el último tramo de la calle de la Pescadería, en su cruce con el Malecón de Cadarso.

Características de la obra

El Museo do Mar tendrá una superficie total construida de 1.125,6 m2, con planta baja, dos plantas altas y una bajo-cubierta, ajustándose a la altura de los edificios colindantes, de acuerdo con el establecido en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico de Noia.

La planta baja estará destinada a poner en valor los restos de la muralla medieval, que se integrará dentro de los espacios expositivos a través de una excavación en torno a ella, de forma que la muralla podrá ser observada desde cualquiera planta y desde el exterior de la edificación. La fachada tendrá un revestimiento de piedra, un espacio porticado y una cubierta con un acabado en teja cerámica de color tradicional. Las plantas primera, segunda y sobrecubierta acogerán las salas de exposición para el Museo do Mar.

Estas obras de remodelación, definición estructural y ampliación del Museo do Mar de Noia están financiadas gracias a un acuerdo entre tres administraciones diferente: el ayuntamiento de Noia, la Diputación Provincial de A Coruña y la Xunta de Galicia, a través del GALP Costa Sostenible.