Compartir

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, señaló esta mañana la unión y el consenso como herramientas clave para luchar contra la violencia de género. Lo hizo, tras recorrer la distancia que separa el Monte del Gozo de la plaza del Obradoiro en el trayecto Camino al respeto celebrada con motivo de 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género.

«Venimos de recorrer el camino de la unión y del compromiso con la erradicación de la sinrazón, del asesinato y de un machismo que es impropio» dijo a su llegada a la plaza del Obradoiro.

El titular del Gobierno gallego apeló además al carácter simbólico de esta peregrinación con la que se pretende visibilizar este problema y escenificar el rechazo frente a cualquier forma de violencia ejercida contra las mujeres, una lacra que afecta a todas las sociedades sin distinciones. «Galicia no tiene nada que ver con la violencia de género y los gallegos nos avergonzamos de los hombres que utilizan la sin razón para asesinar o menospreciar a sus parejas» añadió.

En esa misma línea, hizo referencia a la necesidad de aceptar la existencia del problema como paso previo a la denuncia e instó a las propias víctimas y a cualquiera que sea testigo de estas conductas a denunciar sin miedo. «Más del 80% de las mujeres que perdieron la vida en los últimos años no se atrevieron a denunciar», abundó.

Además, incidió en la necesidad de situarse del lado de las víctimas, a través de la solidaridad de toda la sociedad, pero también de instrumentos como un plan de atención a las víctimas, planes de viviendas concretos para las víctimas y sus huérfanos,  con medidas de reinserción laboral, atención psicológica permanente y defensa y representación en los procesos judiciales. Unas medidas que se reforzarán con el desarrollo del Pacto de Estado contra la violencia de género.

Finalmente, Feijóo retomó la idea inicial y reivindicó la unidad como única fuerza capaz de acabar con esta lacra que «lamentablemente aún sigue presente en la sociedad gallega, en la sociedad española, y en la sociedad occidental», dijo, al tiempo que matizó que cada vez hay mayor conciencia social.

Publicidad