Compartir

El alumnado de la Escuela Infantil Municipal (EIM) Reina Lupa de Boqueixón celebró esta mañana una animada y deliciosa fiesta de Samaín. Durante toda esta semana, las malas y malos participaron en la creación de una vistosa exposición de calabazas decoradas por ellos mismos y por sus familias y en la elaboración de un mural. Además, también se ofrecieron sesiones de cuentacuentos.

Esta completa semana finalizó hoy con la fiesta de Samaín en la que las pequeñas y pequeños bailaron al ritmo de la música, para después degustar los postres típicos de esta época. Casi todos ellos tenían castañas o calabazas entre sus ingredientes.

Para esto, una vez más, la EIM Reina Lupa de Boqueixón contó con la colaboración de las familias del alumnado. Desde el centro educativo reiteran su agradecimiento a los familiares por su implicación en el desarrollo de estas iniciativas lúdicas y educativas.

 

Publicidad