Compartir

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ensalzó hoy la vocación vanguardista y aperturista del Centro Gallego de Arte Contemporáneo y su compromiso en estos 25 años con el talento artístico de Galicia. Durante el acto de apertura de la celebraciones del 25 aniversario, Feijóo aseveró que este singular edificio diseñado por Álvaro Siza sigue cumpliendo sus dos funciones más importantes: ser dínamo y escaparate de la producción artística gallega, particularmente en el campo de las artes visuales; y acercar la cultura a todos los gallegos, aproximando las expresiones artísticas de nuestros días a capas cada vez más amplias de la población.

«Más allá de la condición efímera de una parte de la producción contemporánea, el arte de hoy es el patrimonio de mañana. Y, en consecuencia, tenemos el deber de impulsarla, apoyarla y conservarla», dijo, incidiendo en que este es el cometido del CGAC, un museo cuyo prestigio trasciende la cartografía y en el que tienen cabida todos los artistas: desde creadores noveles hasta figuras reputadas; y, desde artistas gallegos hasta creadores internacionales.

El responsable del Ejecutivo autonómico subrayó el compromiso del centro por trabajar para ser útil al ecosistema cultural y a la sociedad; así como su apuesta por el rigor y la seriedad en su gestión, convirtiéndolo en un de los más influyentes del país. En esta línea, Feijóo quiso destacar la intensa labor desarrollada por los trabajadores y por todos los directores que encabezaron este museo desde su puesta en marcha.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta recordó que el próximo Año Santo, tras la ampliación del Museo do Pobo Galego, la Comunidad contará con un importante por el cultural en pleno casco histórico de Santiago. No en vano, este museo se ampliará unos 800 metros cuadrados para acoger un nuevo espacio expositivo que había albergado una sección de historia contemporánea y autonómica de Galicia.

Feijóo concluyó animando a la ciudadanía a visitar el CGAC y disfrutar de la intervención lumínica del artista Javier Riera, que pondrá en valor a colaboración entre Álvaro Siza, arquitecto del CGAC, y la paisajista gallega Isabel Aguirre para crear el parque de Bonaval.
 

Publicidad