Compartir

El vecino más longevo de Frades, Ramiro López Cotón, viene de cumplir 101 años el pasado sábado 29 de septiembre, una fecha que celebró con muchos de sus familiares en la Fiesta del San Miguel, que tuvo lugar en la carballeira de San Nicolau. El alcalde de Frades, Roberto Rey Martínez, y el concejal de Medio Ambiente, Juan Carlos Portos Bra, se acercaron hasta la carpa dispuesta por la familia para entregarle a Ramiro López una placa conmemorativa del ayuntamiento de Frades por su 101 cumpleaños.

Una placa que Ramiro puede añadir a las que ya tiene de su participación en la Fiesta de los Mayores, donde no faltó ni una sola vez en los últimos diez años. De hecho, Ramiro mismo aprovechó para pedir que le reservasen una plaza en la mesa para la de este año, pues no piensa faltar a la cita.

Ramiro López Cotón nació el 29 de septiembre de 1917 en Aiazo. Casado con Consuelo, tiene cuatro hijos, una decena de niet@s y alguno que otro bisneto. Disfruta de buena salud y está totalmente lúcido, si bien por la edad es preciso hablarle en un tono más alto del habitual. De hecho, participó en la misa y en la procesión del San Miguel en su silla de ruedas y compartió el almuerzo con sus familiares en la carballeira.

Ramiro López Cotón se dedicó al oficio de zapatero, «cuando se cosía y se hacía todo a mano». De hecho, fue uno de los primeros zapateros de Frades y de la comarca de Ordes, «pues antes los zapateros venían de Noia», explica.

Publicidad