Compartir

La conselleira de Política Social, Fabiola García, puso ayer la escuela infantil de Padrón como reflejo de la buena cooperación entre la Xunta de Galicia y los ayuntamientos para acompañar a las gallegas y gallegos de mañana en la primera de las etapas formativas y acercar servicios que faciliten a la conciliación a las familias.

Lo hizo durante una vista a este centro en el que el Ejecutivo autonómico lleva invertido en los dos años que se llevan de legislatura 110.000 euros, que permitieron actuaciones de mantenimiento y mejora de las instalaciones, así como adquirir nuevo mobiliario y equipación tecnológica.

Fabiola García señaló que trabajar para que las familias encuentren las mínimas dificultades posibles a la hora de compatibilizar su vida personal con la laboral tiene que ser una responsabilidad compartida desde los ámbitos público y privado. Al respecto, destacó el esfuerzo de la Xunta en esta materia, al duplicar en los últimos diez años el número de plazas públicas de 0 a 3 años en escuelas infantiles, hasta contar hoy con más de 24.000.

También se refirió a la implantación de nuevas medidas como los bonos Concilia y Cuidado, la creación de una red de recursos de conciliación en el rural a través de las casas nido, el apoyo para la implantación de escuelas infantiles en los entornos laborales o las líneas de ayuda dirigidas a la mejora de las escuelas de 0 a 3 años que dependen de los ayuntamientos.

La conselleira enmarcó estas propuestas en la apuesta del Gobierno gallego por políticas activas de apoyo a las familias, lo que se plasma en el Presupuesto de este año, en vigor desde el pasado mes de enero. De hecho, el área de Familia e Infancia aumenta su peso en las cuentas autonómicas hasta conseguir este año los 143 millones de euros, el triple que en 2009.