Compartir

La directora xeral de Comercio e Consumo, Sol Vázquez Abeal, mantuvo este jueves en Ferrol un encuentro con los consumidores perjudicados por el cierre del concesionario Motorkar, a los que les reiteró el total compromiso de la Xunta con la defensa de sus derechos, señalando que la Administración autonómica está poniendo su disposición todos los recursos con los que cuenta para buscar soluciones.

Vázquez informó a los afectados de las diferentes gestiones que desde el primer momento está realizando el Instituto Galego de Consumo e da Competencia (IGCC), adelantando que en próximas semanas mantendrá una reunión con Opel para mediar con la firma y encontrar vías para que los clientes puedan conseguir los vehículos que adquirieron.

Del mismo modo, el IGCC también está realizando contactos con las entidades financieras y la compañía de seguros. Además, desde el  Instituto Galego de Consumo e da Competencia (IGCC) se está prestando información y asesoramiento a los afectados, que ya presentaron un total de 27 reclamaciones.

Publicidad