Compartir

El delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro Tato, se reunió este viernes con el alcalde de Noia, Santiago Freire y con la alcaldesa de Serra de Outes, María Beatriz Molinos para presentarles el proyecto, que hoy mismo se licitó, para renovar y mejorar el puente Ceilán en la AC-550 (Cee-Ribeira) sobre el río Tambre, en el límite entre los ayuntamientos de Outes y Noia.

El objeto de la obra es y sustituir las barandillas de las dos márgenes del puente, que se encuentran deterioradas, para mejorar la seguridad de los peones. El delegado territorial señaló que «estas obras permitirán a los viandantes transitar por el puente con mucha más seguridad y contribuirán a embellecer el entorno». Los trabajos se iniciarán con la retirada de los restos de musgo y plantas existentes en los bordes exteriores del tablero, mediante agua a presión. Según apuntó el delegado territorial, «esta limpieza es fundamental para poder llevar a cabo a correcta ejecución de los trabajos posteriores».

Además, está prevista la retirada de las barandillas de las dos márgenes del puente. A continuación, se aplicará mortero para tapar los huecos y se aplicará un tratamiento de impermeabilización en la parte superior de la imposta. Una vez finalizados estos trabajos previos se procederá a la instalación de nuevas barandillas de acero galvanizado. En total, se colocarán más de 1.100 metros de barandilla renovada para cubrir la extensión de todo el viaducto que tiene 535 metros de longitud.

Ovidio Rodeiro informó que «el coste de este proyecto es de 204.548 euros y está previsto que las obras finalicen en un plazo de dos meses desde que se proceda a su adjudicación». Asimismo, apuntó que «durante la duración de las mismas está previsto que se compatibilicen la ejecución y el mantenimiento del tráfico rodado y solo se procederá a establecer desvíos provisionales si fuera necesario de forma puntual».

Una gran noticia para la comarca

El alcalde de Noia, Santiago Freire, aseguró que la materialización de esta inversión, que será una realidad durante 2019, supone «una gran noticia para la comarca», por cuanto las mejoras en la puente Ceilán facilitarán la comunicación entre Noia y Serra de Outes. Para la alcaldesa de esta localidad, María Beatriz Molinos, coincidió en que se trata «de una obra muy positiva para la seguridad del tráfico rodado y peatonal» en la zona.

Ponte Nafonso

Ovidio Rodeiro también le trasladó a los representantes municipales que la Xunta de Galicia aprobó la redacción de un proyecto para llevar a cabo un estudio para la renovación y puesta en valor del Ponte Nafonso, un bien catalogado patrimonialmente, entre los mismos municipios de Serra de Outes y Noia, en la AC-196. Este proyecto estará finalizado en los próximos meses para poder proceder su licitación y posterior ejecución.

Las obras previstas consistirán en el relevo del pavimento y de la barandilla existente, la limpieza del puente, la mejora de la iluminación y la instalación de paneles informativos y carteles de localización. En este sentido, destacó «la importancia de este tipo de actuaciones en los puentes porque las rehabilitaciones integrales prolongan su vida útil y ponen en valor lo que son ya elementos representativos del patrimonio y de la historia de los ayuntamientos gallegos».

Publicidad