Compartir

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, visitó, esta mañana, las obras que se están realizando en el CEIP Eduardo Pondal de Ponteceso de instalación de un ascensor para prestar servicio a toda la comunidad educativa y especialmente a los alumnos con movilidad reducida. Esta actuación garantizará a los usuarios a accesibilidad a todas las plantas del centro.

El ascensor, que tiene uno coste de casi 62.000 euros, cubre un total de cuatro alturas. Arranca del interior de la antigua vivienda del conserje, ubicada próxima a la puerta de acceso el recinto del centro, y desde ahí discurre, en una estructura de hormigón exterior a la fachada, conectándose en todas las plantas con el edificio para permitir el acceso a cada una de ellas.

La esta inversión, que se está ejecutando, se unen otras actuaciones previstas para los centros educativos de este Ayuntamiento. En concreto, se llevará a cabo a reparación de la instalación eléctrica del IES de Ponteceso con uno coste de 1.515 euros. Además, en el centro CEIP de As Forcadas se reparará la zona hundida de la pista polideportiva con una aportación de más de 31.000 euros. 

En total en Ponteceso la Consellería de Cultura y Educación invertirá más de 93.000 euros para hacer obras de mantenimiento y mejora en estos 3 centros educativos. En la comarca de Bergantiños y Costa da Morte la Xunta ha previsto hacer obras en 19 centros educativos, obras en las que invertirá más de 1,1 millón de euros.

En este sentido, el delegado territorial destacó que, «desde el Gobierno autonómico seguimos reforzando nuestra apuesta por la educación pública de calidad impulsando distintas mejoras en los centros educativos de los ayuntamientos con obras de mayor o menor envergadura, de mantenimiento y conservación o dirigidas a garantizar unas instalaciones idóneas y dotadas con todos los medios necesarios».

Publicidad