Compartir
Publicidad

El director xeral de Orientación e Promoción Laboral, Alfonso Marnotes, destacó en la mañana de este pasado miércoles, durante una visita a la sede de Cogami en Santiago, que la formación es el pilar fundamental para que el empleo inclusivo sea una realidad y destacó la necesidad de que esta se adapte a las necesidades reales de las empresas.

Durante lo encuentro, el director xeral tuvo la oportunidad de conocer el trabajo que la entidad desarrolla en materia de orientación e intermediación laboral, campo que se cerró en el primero semestre del año con un total de 2652 orientaciones realizadas (cerca de 15 al día). En este sentido, agradeció su labor y destacó el esfuerzo que la Xunta está haciendo destinando en 2018 un total de 6 millones de euros para la contratación o mantenimiento de 244 orientadores laborales en ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro. De estos, 27 desarrollarán su trabajo en Cogami.

Marnotes incidió en que el empleo es una herramienta esencial para avanzar en el camino de la inclusión. Así, la Xunta destina este año un total de 14,6 millones de euros a programas específicos para el empleo de las personas con discapacidad.

En concreto, se reservan 12,4 millones de euros para apoyar los centros especiales de empleo y los puestos de trabajo de las 2500 personas con discapacidad de los 107 centros gallegos. También permitirá crear 40 empleos indefinidos y financiar la contratación de 60 trabajadores de las unidades de apoyo.

Por otra parte, el Gobierno gallego refuerza este año el programa de apoyo para la formación y contratación de personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social en las empresas gallegas destinando en global un millón de euros con la estimación de financiar la contratación de 350 personas y 50 preparadores laborales. La iniciativa incluye dos líneas de actuación: ayudas para el empleo con apoyo y para la formación y contratación a tiempo parcial, dando respuesta a una demanda de este colectivo.

Para el programa de empleo con apoyo se invierten 500.000 euros, casi el triple que en la pasada convocatoria, para la contratación de 50 preparadores laborales en las compañías para prestar un acompañamiento individualizado a 200 personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social que trabajen en las firmas en condiciones similares al resto de los trabajadores que desempeñan puestos de iguales características. El plazo de solicitud para el programa de empleo con apoyo finaliza el próximo 10 de septiembre.

Por otro lado, el programa de incentivos a la contratación a tiempo parcial, con el que se estima beneficiar la 150 personas, incluye también novedades. A los incentivos a la contratación se une un bono de formación opcional para las compañías de 1000 euros por cada persona contratada.

Con respecto al bono para la contratación, la Consellería de Economía, Emprego e Industria financia con 2000 euros cada contrato siempre y cuando la duración mínima sea de 6 meses. Esta cantidad aumentará un 25% si la persona contratada es mujer, mayor de 45 años o emigrante retornado y en caso de que el centro de trabajo esté emplazado en el rural. Por lo tanto, la ayuda podrá alcanzar los 4000 euros.

Esta iniciativa, que se puede solicitar hasta el próximo 15 de octubre, complementa al programa de la Xunta destinado a la contratación a tiempo completo de las personas con discapacidad en las empresas gallegas que cuenta con un presupuesto de más de 1,2 millones de euros.

La Xunta con estas actuaciones consolida su apuesta por el empleo inclusivo en el que trabaja con un reto principal: mejorar las condiciones de empleabilidad de los gallegos y gallegas, dando respuesta a las personas que tienen más dificultades para encontrar un empleo.

Publicidad