Compartir
Publicidad

La coordinación interuniversitaria, la suficiencia financiera, la excelencia investigadora, la transferencia de conocimiento y la internacionalización son algunos de los principales retos de futuro en los que hace falta seguir avanzando y ahondando en el campo universitario gallego.

Así lo expresó ayer el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, en el acto de toma de posesión de Antonio López cómo nuevo rector de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), a quien le expresó su enhorabuena por el cargo que asume, así como la voluntad de seguir trabajando de manera coordinada entre ambas instituciones.

Román Rodríguez también aprovechó para mostrar su agradecimiento a Juan Viaño por su trabajo, dedicación y lealtad institucional en un momento en el que tuvo la fortaleza de tener que asumir «decisiones difíciles, pero necesarias» para garantizar una universidad mejor preparada para el futuro.

En un acto solemne que tuvo lugar en el pazo de Fonseca, Román Rodríguez subrayó la necesidad de seguir avanzando en la construcción de una universidad de «vanguardia», que esté presente en la sociedad y atienda a sus necesidades, que sea integradora y abierta y capaz de captar y retener el talento de sus estudiantes.

En esta línea el conselleiro expresó la importancia de haber conseguido un Plan de Financiación estable que garantiza hasta 2020 la suficiencia y la sostenibilidad financiera del sistema, con partidas planificadas y objetivas para los próximos años.

Este hito fue posible gracias a la colaboración entre universidades, una cooperación que permitió crear el Consorcio Interuniversitario de Galicia (CISUG), con el objetivo de continuar avanzando en una mayor y mejor coordinación y eficiencia del sistema. Según Román Rodríguez, este Consorcio «debe ser el punto de partida» para una relación eficaz de trabajo entre todos para lograr un sistema competitivo, vinculado al territorio y que dé respuesta a las demandas reales de la sociedad.

Asimismo, el conselleiro abundó en aspectos como la transferencia del conocimiento, «una herramienta social de construcción de progreso y bienestar», a través de la cual la universidad debe estar interconectada con el tejido empresarial que la rodea; la apuesta por la excelencia investigadora y la promoción de la investigación (precisamente Galicia acogerá el único centro de investigación de España vinculado al estudio del paisaje, de los itinerarios culturales y del patrimonio cultural); la internacionalización y la equidad, garantizando la igualdad de oportunidades y la pluralidad.

Publicidad