Compartir
Publicidad

El Pleno del ayuntamiento de Boqueixón aprobó ayer miércoles por unanimidad la modificación de las ordenanzas fiscales del IBI, ICIO e IAE. Estas contemplan bonificaciones de hasta un 95% para aquellas empresas que se instalen en el municipio y que, en palabras del alcalde, Manuel Fernández Munín, «fomenten la implantación y fijación de empresas en el municipio y la creación de puestos de trabajo».

Al mismo tiempo, desde el Ayuntamiento «se reducirán los tiempos administrativos para informar de proyectos de obra mayor, estipulándose un máximo de 30 días naturales desde la recepción de todos los informes perceptivos». Estas medidas siguen el protocolo de actuación firmado entre la Fegamp y la Xunta de Galicia para poner en marcha el proyecto Ayuntamiento ‘Doing Business Galicia’ Emprendedor

El grupo Popular y Veciñ@s de Boqueixón también dieron luz verde unánime a la adhesión del Ayuntamiento a la central de contratación de la FEMP. Otro de los puntos de acuerdo en el pleno ordinario del mes de mayo fue la aprobación del convenio firmado con Telefónica Móviles, S.A. por el arrendamiento de un espacio para la colocación de un servicio de telecomunicaciones en Loureda. En este caso, se acuerda que la empresa deberá abonar una cuota anual de 1.800 euros más el IVA correspondiente por el uso de dicho terreno.

Refugio de Bando

El Pleno boqueixonés también aprobó por unanimidad la adhesión a la Fundación Refugio de Animales de Bando (Santiago). El portavoz de Veciñ@ s de Boqueixón, Xabier Canabal, solicitó más información sobre esta adhesión, ya que el Ayuntamiento había decidido en el año 2011 irse del patronato.

Sobre esta cuestión, el alcalde explicó que «en su día marchamos porque nos resultaba caro su mantenimiento. Ahora, para dar cumplimiento a la nueva Ley de Bienestar Animal hicimos una comparativa de precios entre el servicio de lacería que habíamos contratado y el coste del Refugio de Bando, y vimos que era más asequible y que ofrecía todas las garantías». Así, el ayuntamiento de Boqueixón pasará a pagar «una cuota fija anual de 1,6 euros por habitante, que sumaría un total de 6.918 euros, y una variable, con un coste de 34 euros por animal ingresado en el refugio».

La Corporación municipal también acordó establecer algún tipo de medidas para crear una campaña de concienciación vecinal sobre la importancia de cuidar adecuadamente de las mascotas.

Aprobación de obras

Mayor debate suscitó la aprobación de la modificación presupuestaria para la aprobación de actuaciones por valor de cerca de 500.000 euros. Mientras que el grupo de gobierno defendía la necesidad de desarrollar todas las actuaciones, desde Veciñ@ s de Boqueixón, Xabier Canabal argumentaba el voto en contra por «no ser más creativos y hacer apuestas diferentes a las obras, como, por ejemplo, una línea de transporte urbano en el municipio».

Sobre esto, Manuel Fernández Munín argumentó que para poner en marcha ese tipo de servicios «hay que comprobar su viabilidad real. Todos los proyectos que se contemplan en este punto son necesarios para mejorar la calidad de vida de nuestra vecindario», concluyó.

Publicidad