Compartir
Publicidad

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, abrió ayer los actos dedicados al Día Internacional de los Bosques, que este año se centraron en el entorno del Pico Sacro, en las parroquias de Sergude y Lestedo, en el ayuntamiento de Boquexión.

En su intervención, Rodeiro dio una visión del monte «como factor de sostenibilidad ecológica de Galicia, que ayuda a mitigar las consecuencias del cambio climático a través de la absorción de carbono», tal y como recoge el Plan Forestal de Galicia. Asimismo, el delegado incidió en el papel del monte como fuente de ahorro para las familias. «Para eso hay que insistir en su ordenación de cara a aumentar su rentabilidad económica», señaló, y añadió que «un monte rentable arde muchísimo menos».

Luego del saludo de Rodeiro, que estuvo acompañado por el alcalde de Boqueixón, Manuel Munín, el programa arrancó con el seminario ‘Bosques gallegos en el camino del progreso’, con una mesa redonda moderada por José Ignacio Lema Piñeiro, director de la Axencia Galega da Industria Forestal.

En esta primera parte de la jornada participaron, Juan Rodríguez Fernández-Arroyo, director xeral del Centro Tecnolóxico EnergyLab; Ulises Diéguez Aranda, profesor titular de la Universidad de Santiago de Compostela; Francisco Dans del Valle, director de la Asociación Forestal de Galicia; Marcos Estévez Malvar, gestor de proyectos de FSC España; y Víctor Torrado Ares, director forestal de Finsa

La segunda mesa redonda de la jornada versó sobre ‘Los bosques gallegos en el siglo de la bioeconomía’, y estuvo moderada Antonio Abril Abadín, secretario general de Inditex. Participaron Enrique Sáez Ponte; presidente de la Fundación Juana de Vega; Rosa Calvo de Anta, catedrática de Edafología de la Universidad de Santiago de Compostela; José Manuel Iglesias Vilas; presidente del Clúster de la Madera y el Diseño de Galicia; y Francisco Fernández de Ana Magán, presidente asamblea de la Unión de Silvicultores del Sur de Europa.

Recorrido y plantación

Contra el mediodía tuvo lugar a inauguración del Monte Demostrativo del Pico Sacro, con un recorrido por el monte y plantación de árboles, con la participación de escolares, en las cercanías del Centro de Interpretación de Pico Sacro. También se presentará una publicación divulgativa sobre el espacio que fue editada para la ocasión. Acudió la esta cita el director general de Ordenación y Producción Forestal, Tomás Fernández-Couto.

El simbólico espacio natural del Pico Sacro fue elegido para desarrollar el proyecto Bosques gallegos y absorción de CO2. Coordinado por la Asociación Forestal de Galicia y con la colaboración de la Fundación EnergyLab, la Universidad de Santiago de Compostela y FSC España, y con la participación del Grupo Inditex, el programa contribuirá a mejorar la silvicultura y la que la sociedad gallega tenga una más alta valoración del monte y su importancia ambiental, pero también económica y cultural.

El Monte Demostrativo está orientado a divulgar la silvicultura de frondosas para la producción de madera y frutos de alto valor. Se trata de un grupo de parcelas de una decena de pequeños propietarios localizadas en la ladera del Pico Sacro.

Publicidad