Compartir
Publicidad

La directora xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado, Cecilia Vázquez, conoció de primera mano el proyecto empresarial Sport Moda, de Melide, en el que está realizando sus prácticas formativas una joven participante en el proyecto ‘Emprural: chicos y chicas con proyecto’, una iniciativa impulsada por la Consellería de Política Social orientada especialmente al emprendimiento y autoempleo de la juventud, aprovechando las oportunidades de las zonas rurales.

Cecilia Vázquez señaló que «los jóvenes que participan en proyectos de educación no formal, como es el caso del programa Emprural, mejoran su capital social gracias al establecimiento de contactos que pueden ser útiles en términos de empleabilidad». Además, apuntó que «incrementan su capital humano de modo acorde al desarrollo de competencias transversales como habilidades comunicativas, la adaptabilidad, el trabajo en equipo y las habilidades interculturales; al tiempo que aumentan su capital psicológico, ampliando así el abanico de posibilidades de inserción laboral».

Emprural tiene como finalidad facilitar a la juventud su orientación profesional y futura inserción sociolaboral en comarcas locales, ofreciéndole apoyo y acompañamiento profesionalizado en el proceso de elaboración y materialización de sus proyectos en los campos profesional (empleo/empresa), personal (motivación, habilidades sociales) y social (cooperación, voluntariado, reciprocidad).

En esta iniciativa están participando 62 jóvenes de entre 16 y 30 años, en fase de finalización de estudios, desempleados o en situación de abandono escolar. De estas 62 personas beneficiarias, 58 realizarán estadías formativas entre los meses de julio a septiembre en empresas de distintos sectores: ganadero, vacuno lechero, lácteo- quesero, ovino, canino, agrobótica, genética, jardinería, cunicultura, equino, diseño de moda y comercio, entre otros.

La titular del departamento autonómico manifestó que «en un panorama caracterizado por el emergente discurso de la experiencia, según el cual los empleadores valoran más otras experiencias de vida vinculadas a la adquisición de habilidades transversales, la educación no formal juega un papel fundamental en la empleabilidad y el desarrollo de los chicos y chicas».

En esta línea añadió que «las políticas más innovadoras en materia de juventud tienen como nexo de unión a educación no formal como instrumento de mejora de las competencias y habilidades de las personas chicas y como complemento en su trayectoria personal y formativa».

Los principales objetivos del proyecto Emprural son crear nuevas oportunidades de empleo y emprendimiento para la juventud; y, simultáneamente, dinamizar las zonas del rural en las que se desarrolla esta iniciativa. Se busca, por lo tanto, aprovechar las ventajas de las áreas rurales, que «poseen unos recursos propios y diferenciados, que se deben explotar para generar nuevas oportunidades de empleo y de negocio», subrayó Cecilia Vázquez.

Publicidad