Compartir
Publicidad

Hace hoy 200 años, un 31 de enero de 1820, nacía en Ferrol la escritora y activista feminista Concepción Arenal. El Ayuntamiento de Santiago quiso conmemorar esta fecha con la celebración de un acto en la calle de la Trinidad, donde estará el busto que hasta ahora se situaba en un lugar menos visible en la Costa Vella, una vez restaurado. El acto contó con las intervenciones de Pilar Sampedro, miembro de la Xunta Directiva del Ateneo de Santiago; Román Rodríguez, conselleiro de Cultura e Turismo; Antonio López, rector de la USC; y Xosé A. Sánchez Bugallo, alcalde de Santiago. Además del descubrimiento de la escultura, la ceremonia incluyó una ofrenda floral y la interpretación del himno gallego por la Banda Municipal de Música.

Sánchez Bugallo recordó la presencia que Concepción Arenal tiene en la vida ciudadana de Santiago, con calle, biblioteca o ambulatorio que llevan su nombre, pero sobre todo se mostró «orgulloso do vivas que se manteñen as súas mensaxes e ideas». En particular, recordó por su singularidad su papel con los presos y presas, comenzando por la importancia a nivel internacional que tuvo su obra ‘El visitador del preso’, que «supuxo un cambio no enfoque para as persoas da prisión, pasando de ser un castigo a ter un obxectivo reinserción social».

Además, explicó el desarrollo de las «cárceres modelo» en su época en la Dirección General de Prisiones. «Foi un cambio radical», dijo, concibiendo «cárceres ventiladas, con espazos abertos e máis amplos, co obxectivo de que o preso sen sentira un ser humano». Hoy, añadió, «o Código Penal aínda bebe desas fontes».

Por su parte, Pilar Sampedro, del Ateneo de Santiago, calificó la Concepción Arena como una «muller adiantada ao seu tempo, que traballou a favor dos que estaban nos lindes, os presos, os pobres, as mulleres, os orfos ou os maiores». A propósito de su dimensión intelectual, la definió cómo «a gran pensadora do século XIX, porque reflexionou sobre as grandes cuestións do seu tempo, escribiu e actuou e porque ela quixo cambiar o mundo».

A esos lindes se refirió el rector de la USC, Antonio López, quien se refirió a Concepción Arenal como «a primeira que abriu camiños» para los «dereitos das mulleres e de persoas menos favorecidas da sociedade». Recordó unas palabras de la homenajeada sobre que «a posteridade será o único xuíz competente», expresando sus dudas de que estuviede de acuerdo con tener una estatua, porque «ela dicía que as estatuas tiñan que estar limitadas aos xenios, á santidade e ao heroísmo e ela non se consideraba nin xenio, nin santa, nin heroína».

Finalmente, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, apuntó que personalidades como Concepción Arenal nos hacen «sentir aos galegos orgullosos do que somos». Aludió a ella como una «muller poderosa dende o punto de vista intelectual» y destacó su papel de «vanguardia» en «dinámicas nas que hoxe toda a sociedade está involucrada, pero que hai 200 anos eran minoritarias».

Publicidad