Compartir
Publicidad

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, apeló este miércoles al trabajo conjunto y a mantener un diálogo fluido entre la Xunta y la Cámara de Comercio de A Coruña en el Pleno que en la ciudad herculina celebró este organismo.

La Cámara inicia una nueva etapa con retos y objetivos que, en palabras de Conde, comparte la Administración autonómica: ayudar a las empresas a crecer y modernizarse a través de la innovación, la formación y la internacionalización.

El titular de Economía explicó que son tres ejes y las nuevas reglas del comprado en las que está actuando la Consellería de Economía, Emprego e Industria para ayudar al tejido productivo gallego a consolidar su crecimiento. Así, indicó que en materia de innovación, el Gobierno gallego impulsará próximamente a través de la nueva convocatoria 12 Unidades Mixtas de Investigación que movilizarán 27 millones de euros y que se suman a las 30 que ya están en marcha.

En el campo de la formación, apuntó que la Administración autonómica está apoyando con 5,4 millones de euros a formación a la carta de 3.200 trabajadores y despedidos en 83 empresas a través de las Unidades Formativas.

En materia de internacionalización, Conde señaló que la Cámara de A Coruña es una de las aliadas de la Xunta en las misiones comerciales con las que acompaña a las empresas gallegas que apuestan por expandir sus ventas a nuevos mercados.

Conde explicó que un esfuerzo constante por innovar es necesario para adaptarse a las demandas de los consumidores y competir en el mercado global y que la apuesta inequívoca por el empleo estable y de calidad trae consigo nuevos perfiles laborales que requieren personal cualificado. Asimismo, señaló que salir al mercado exterior hace más grande a una empresa.

Ayuntamientos Emprendedores

El conselleiro afirmó, además, que el Plan Industrial de la Cámara de Comercio para A Coruña y su área de influencia está en sintonía con la Ley de implantación empresarial que permite más agilidad administrativa en la tramitación, reduciendo a la mitad los plazos; más incentivos fiscales; y más facilidades para adquirir una parcela en un polígono industrial.

Resaltó que es una normativa que ofrece respuestas a las principales demandas que hoy en día tienen las empresas. Asimismo, puso en valor a figura de los Ayuntamientos Emprendedores que se están comprometiendo con bonificaciones de los impuestos locales y en el precio del suelo.

En la actualidad, ya son 72 -la sexta parte de la provincia de A Coruña (12)- los ayuntamientos gallegos que se adhirieron al convenio de colaboración firmado entre la Xunta y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para impulsar en Galicia la captación de nuevas inversiones.

Conde subrayó que la Ley de implantación empresarial también permite a los ayuntamientos que desarrollen parcialmente polígonos industriales, de tal modo que pueden ofrecer suelo industrial a medida en función de la demanda de cada momento.

El titular de Economía destacó que la apuesta decido de la Xunta por ejecutar estas medidas y la manera de que el Gobierno gallego sea responsable, coherente y estable está favoreciendo la consolidación de la recuperación económica. Al respeto, remarcó que Galicia creció en el primero trimestre del año un 3,1%, por enzima de la medida estatal (2,9%), encadenando 10 trimestres consecutivos (2 años y medio) con un crecimiento del PIB igual o superior al 3%.

En palabras de Conde, este clima de estabilidad también favoreció que las empresas gallegas marcaran el mejor ciclo exportador de su historia, superando la barrera de los 21.000 millones de euros con más de 6.700 compañías gallegas que salieron al exterior en 2017.

Para finalizar, el conselleiro felicitó a Antonio Couceiro, que viene de revalidar su cargo al frente de la Cámara de Comercio de A Coruña y recién fue nombrado presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Mutua.

Publicidad