Compartir
TESGalicia
Publicidad

La Asociación Profesional de Técnicos en Emergencias de Galicia, viene de condenar a través de un comunicado las recientes agresiones a personal de este colectivo. «El pasado lunes día 1 fue agredido (por el familiar del paciente que estaban trasladando), un Técnico en Emergencias Sanitarias del 061, delante de la puerta de urgencias del hospital Povisa de Vigo. Este sábado 13, fueron agredidos (también por varios familiares de la paciente que estaban atendiendo), dos Técnicos en Emergencias Sanitarias de la ciudad de Pontevedra, en un servicio realizado en la parroquia de Xustáns, en el ayuntamiento de Ponte Caldelas. Estos dos Técnicos, acabaron marchando con la paciente para el hospital, después de atenderla, entre agresión y agresión, ytras esperar por la ayuda de las Fuerzas de Orden Público (FOP) más de 20 minutos, ayuda reclamada hasta en cuatro ocasiones …». Posteriormente, uno de los Técnicos tuvo que ser atendido en un PAC, siendo remitido de urgencia al hospital, para realizar pruebas complementarias de importancia.

«Doblemente conscientes (tanto cómo trabajadores del servicio como por ser también potenciales usuarios del mismo), de la tremenda precariedad que tienen que padecer los ciudadanos de gran parte de Galicia que precisen de la asistencia urgente de una ambulancia del 061, estamos observando cómo en los últimos tiempos los Técnicos en Emergencias Sanitarias tenemos que ‘pagar’ las consecuencias de la precariedad de este servicio urgente en Galicia, dando la cara delante de los pacientes y familiares, y que desgraciadamente deciden soltar contra nosotros toda su ira y desesperación ante la tardanza de las ambulancias, en vez de dejarnos trabajar y atender a los pacientes (y familiares suyos), en vez de quejarse y denunciar a quién realmente tiene la culpa de la precariedad en este servicio; del descontrol y de la falta de filtro acomodado en la Central de Coordinación de Urgencias Sanitarias del 061; de la falta de educación a la población, a la que se le ‘vende’ y regala una asistencia inmediata en la puerta de su domicilio para cualquier patología, por muy banal y absurda que sea…».

Desde TESGalicia, -continua el comunicado- consideramos que la Consellería de Sanidad, el Sergas y la Fundación Pública Urgencias Sanitarias de Galicia-061, pueden ser responsables del aumento de las agresiones que estamos padeciendo, agresiones tanto verbales cómo físicas que no podemos cuantificar con detalle, ya que no existe control ni registro oficial alguno sobre ellas. Quizás se piense que disimulando o escondiendo el problema, puede dar la impresión de que no existe..»

Desde esta Asociación Profesional de Técnicos en Emergencias, llevan años solicitándole a los responsables de este servicio sanitario urgente y esencial, que se ponga en marcha un protocolo de actuación de acuerdo con las FOP de toda Galicia, ya que viene observando que, dependiendo de la provincia o ayuntamiento en el que se encuentren, «podemos no tener ayuda de las Fuerzas de Orden Público».

«Porque cada equipo policial, -señala el comunicado- trabaja a su manera, decidiendo según las circunstancias, como tratarán en cada ocasión la solicitud de auxilio que nosotros le hacemos al 061; que a su vez le solicita al 112, que se lo transmite al equipo policial de cada zona…, problema que además se complica ante la falta de efectivos policiales, principalmente en ayuntamientos pequeños y en las zonas rurales a cargo de los escasos miembros de la Guardia Civil».

Ante este relato, vienen de solicitar una reunión con la dirección de la Fundación Pública Urgencias Sanitarias de Galicia-061 (FPUS-061) para que les reciba con carácter urgente con el fin de tratar los siguientes temas:

Agresiones cada vez más frecuentes a los TES en el desempeño de su trabajo; Puesta en marcha de protocolos claros y consensuados entre los responsables de la Administración pública sanitaria, la FPUS-061 y todas las FOP de Galicia; Solicitud, delante de los responsables de la Administración Pública, de la necesidad de que también se les considere Autoridad Pública.

«Por ser personal sanitario de empresas privadas trabajando para la Administración Pública y por lo tanto no ser Funcionarios de las Administraciones Públicas, no podemos estar abandonados a nuestra suerte, como Sanitarios de tercera clase, con deberes y responsabilidades, pero sin la protección necesaria que la Administración para la que trabajamos no quiera valorar»

También volverán a explicarles a los grupos políticos del Parlamento de Galiciaesta problemática. «No se puede seguir demorando este tema. Es absolutamente prioritario para nuestro colectivo» apuntan desde la asociación.

Por último, solicitan que «todos/las Técnicos en Emergencias Sanitarias que sean víctimas de cualquier tipo de agresión, lo denuncien siempre: delante de la autoridad judicial/Policía/Guardia Civil; en la empresa; ante los representantes de los trabajadores y mismo ante esta Asociación Profesional, para tener constancia y poder ejercer las acciones necesarias ante las Administraciones Públicas y donde corresponda», remata el comunicado de la Asociación Profesional de Técnicos en Emergencias de Galicia.

Publicidad