Covadonga Toca, participó hoy en Santiago en la clausura de las jornadas sobre inspección laboral

Habían sido organizadas por la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT) en colaboración con la Administración autonómica

414
0
Compartir
Publicidad

La secretaria xeral de Emprego, Covadonga Toca, puso hoy en valor el trabajo que desarrolla la Inspección laboral y su contribución al crecimiento económico y al incremento de la competitividad del tejido empresarial, así como a la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores.

Destacó, además, la importancia de la colaboración entre empresarios, trabajadores, agentes sociales y la Administración para garantizar la calidad en el trabajo en su intervención en la clausura de las jornadas sobre inspección de trabajo que organizó en Santiago la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT), en colaboración con la Administración autonómica.

Toca apuntó que la mejora del mercado laboral de Galicia es una prioridad para el Gobierno gallego y, por eso, avanzó que la Consellería de Economía, Emprego e Industria está reforzando este año las actuaciones para asegurar el cumplimiento de las normas de trabajo. En este sentido, explicó que las actividades que realiza la Xunta en este campo están en concordancia con el Plan estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2018-2020 con el reto de garantizar en las empresas a prevención de riesgos laborales, el desarrollo de las relaciones laborales y de las normas referidas al ámbito de la Seguridad Social y la lucha contra la economía irregular.

De este modo, la Inspección de Trabajo realizó en los tres primeros meses del año cerca de 200 actuaciones al día. A lo largo de 2017 llevó a cabo cerca de 70.000 actuaciones de las que 3.886 finalizaron con una acta de infracción (5,5%). Un total de 38.926 se correspondieron con la campaña específica en materia de empleo no declarado o economía irregular (55,7%), de las que 2.462 finalizaron con una infracción. Gracias a esta campaña y, tal y como afirmó Toca, afloraron 3.446 empleos en Galicia. Además, se consiguió la conversión de 4.859 contratos temporales en indefinidos.

El objetivo este año es incrementar en un 1,7% las actuaciones en general, con las que se busca velar por que las condiciones de trabajo sean las correctas para dar respuesta y actuar frente a cualquier tipo de denuncia que pueda suponer la vulneración de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Para eso, la secretaria xeral de Emprego avanzó que próximamente se reforzará el plantel de la Inspección de Trabajo en Galicia para impulsar nuevas acciones. En 2018, asimismo, Toca apuntó que el Plan de Actividades de la Inspección incluye campañas informativas sobre las obligaciones básicas en materia laboral y de prevención de riesgos laborales para todos aquellos emprendedores que contraten trabajadores por cuenta ajena.

También este año se están reforzando las actuaciones para asegurar el cumplimiento de las normas de igualdad y no discriminación con campañas específicas sobre el control de elaboración y aplicación de los planes de igualdad en las empresas, haciendo hincapié en la supervisión del boquete salarial y de la negociación colectiva para evitar cláusulas discriminatorias.

El objetivo último, en palabras de Toca, es seguir avanzando en el trabajo desarrollado en los últimos años, una labor que permitió desde 2012 que habían aflorado en Galicia más de 25.000 empleos y la conversión en indefinidos de casi 22.000 contratos temporales.

Publicidad