Cruz Roja Santiago hace balance de los últimos cuatro años

En este periodo apoyó a 1.400 personas en su búsqueda de empleo

41
0
Compartir
Publicidad

Cruz Roja ha hecho balance esta mañana de los objetivos alcanzados entre 2016 y 2019 en sus proyectos de empleo en el marco del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES), que se llevan a cabo con la financiación del Gobierno de España y del Fondo Social Europeo. La entidad ha presentado los datos en una rueda de prensa en la que han participado el alcalde de Santiago, Xosé Antonio Sánchez Bugallo, el presidente de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, José Luis Barreiro Conde, y su Coordinadora, Rocío Ovalle.

Los resultados de la apuesta de Cruz Roja por el empleo en Santiago de Compostela se traducen en que la entidad ha apoyado en los últimos cuatro años a un total de 1.346 personas de la comarca, de las cuales el 60 % encontró un empleo. Además, otras 2.000 personas participaron en su Espacio de Búsqueda Activa de Empleo. Estos datos se suman al trabajo que la entidad desarrolla en esta materia desde hace 20 años y que ahora cierra este periodo operativo.

Pese a que las tasas de paro son asimilables al nivel previo a la crisis, el mercado de trabajo ha evolucionado en los últimos cuatro años hacia una mayor precariedad. La vulnerabilidad frente al empleo es general, sin embargo, aspectos como el origen, la edad o el sexo incrementan las dificultades de acceso a un empleo.

Mejorar la empleabilidad y facilitar el acceso al mercado laboral en igualdad de oportunidades son los objetivos principales de estos proyectos a través de los que Cruz Roja trabaja directamente con personas desempleadas de larga duración, mayores de 45 años, mujeres muy alejadas del mercado laboral, jóvenes o personas en riesgo de exclusión social.

Perfiles

El perfil mayoritario de las personas que han participado en los proyectos de empleo realizados por Cruz Roja en Santiago de Compostela es el de mujer, de nacionalidad española, con baja o nula cualificación y en situación de desempleo desde hace tiempo.

Otros datos significativos de los perfiles de las personas atendidas son:

El 62% son mujeres y el 38% son hombres.

El 60% son de origen español y el 40% de otros países.

El 18% son menores de 30 años mientras que el 30% son mayores de 45 años.

El 40% no tiene estudios mientras que el 28% ha alcanzado solamente la ESO.

Colaboración empresarial

Estos resultados no hubieran sido posibles sin la implicación de 258 empresas colaboradoras con las que se han establecido 841 alianzas de diverso tipo, lo que demuestra que apuestan por brindar oportunidades a quienes más lo necesitan. Esto ha permitido que los participantes pudieran, entre otras cosas, realizar visitas de orientación, hacer prácticas formativas no laborales u obtener un contrato.

Algunos de los sectores más habituales en los que se producen estas colaboraciones son los de hostelería, comercio (las dos áreas económicas no públicas que emplean a más población en la comarca), limpieza industrial y logística y distribución.

Evolución mercado de trabajo

Desde 2014, ha habido una evolución en cuanto a los colectivos que las empresas preferían contratar, pasando de menores de 30 años, a mayores de 30 desde 2016, con algún repunte puntual en personas de más de 45 años. Este movimiento responde a la tendencia a contratar colectivos que están bonificados o, en su defecto, personas que las empresas que consideran que aportan estabilidad y madurez (30-45 años). Uno de los criterios que pesa cada vez más en las contrataciones es la actitud de las personas.

Las contrataciones se producen sobre todo desde Semana Santa hasta octubre, y hay picos de contratación en períodos de rebajas y campaña de Navidad. Hay una gran temporalidad.

Publicidad