Compartir
Publicidad

Medio ciento de personas participaron ayer en la ‘IV Andadura de Maiores’ del ayuntamiento de Boqueixón, agotando todas las plazas disponibles para la actividad. Esta jornada pone el broche final a la programación anual de Gimnasia de Mantenimiento de las Escuelas Deportivas municipales.

El recurrido llevó este año a los participantes a la Illa de Arousa, donde completaron una andadura de siete kilómetros por la Ruta do Faro. Los asistentes disfrutaron, de este modo, de una jornada de encuentro y deporte al aire libre, al tiempo que corroboraron la utilidad de las clases de gimnasia de mantenimiento en las que participaron durante todo este curso.

Las distintas sesiones de gimnasia de mantenimiento se desarrollan en siete grupos distribuidos por distintas parroquias y que cuentan con una excelente acogida entre el vecindario. Su principal objetivo era, tal y como indican desde el departamento de Deportes, «el fomento de la actividad física y de lucha contra el sedentarismo en la búsqueda de una vida más activa que permita conservar la salud y disfrutar de mayor bienestar y autonomía personal”.

Publicidad