Compartir
Exterior del CIFP Compostela. Foto | CEDIDA
Publicidad

El alumnado del Ciclo Superior de Educación Infantil del CIFP Compostela no paró en este confinamiento. El grupo a través del módulo titulado ‘O xogo infantil e a súa metodoloxía’, trabajó a lo largo del estado de alarma provocado por la alerta sanitaria del Covid-19, elaborando propuestas lúdicas destinadas a las familias con niños de 0 a 3 años, para que estas las pudieran realizar en sus casas.

Asimismo, tras este cuantioso esfuerzo, el siguiente paso era llegar a esas familias, por lo que, además de elaborar un catálogo, se contó con la colaboración del portal Aulas Galegas, y sus trabajos serán publicados a lo largo de esta semana, apostando así por la metodología aprendizaje-servicio.

Nuria Fernández, coordinadora del grupo promotor gallego de ApS y presidenta de la Asociación Galega de aprendizaxe-servizo nos indica cómo cada curso escolar son más los centros educativos de Galicia que aplican la metodología de aprendizaje-servicio ( ApS), es decir, que ponen los conocimientos académicos adquiridos por los chicos al servicio de los demás. De este modo, la actividad desarrollada por el CIFP Compostela durante la cuarentena es un ejemplo claro de cómo llevar a cabo un proyecto bajo está metodología.

Es importante señalar que el ApS parte de algo tan sencillo como aprender sobre un tema concreto, detectar una necesidad social relacionada con esa temática, y ponerse en acción para buscar soluciones a esa necesidad.

Por otra parte, cuando se desarrolla un proyecto de este tipo, el equipo docente guía y el alumnado pasa de ser simple receptor de información a transformarse en una parte activa de las acciones que se van a desarrollar y de muchas de las decisión que se van a tomar.

El ApS es valioso ya que se «adestran» transversalmente muchas competencias y talentos en el alumnado, como la capacidad de trabajar en equipo, de resolver conflictos, la negociación, el liderazgo, todas ellas muy necesarias para la vida adulta. También es importante destacar la posibilidad que el ApS le ofrece al alumnado de conocer otras realidades, de implicarse en acciones de voluntariado y de sentir que son útiles para su comunidad.

Nuria, docente del módulo en el que se lleva a cabo este trabajo, explica como esta iniciativa parte de la busca de la innovación en la transmisión del conocimiento, considerando además la importancia de integrar el centro educativo en su entorno y contexto, que en este caso fue la situación de confinamiento en la que nos encontrábamos.

El alumnado realizó propuestas de actividades lúdicas destinadas a familias con niños de 0 a 3 años, en su hogar, que debían ser fundamentadas, con la finalidad de que a través de esta actividad de ampliación y refuerzo, se identificaran las características del juego, su evolución, el momento evolutivo de las niñas y niños a los que se destinaba, los recursos necesarios y el papel de la persona que acompaña.

Asimismo, desde Aulas Galegas no dudaron en darle visibilidad a este proyecto tan enriquecedor para todo la comunidad educativa. «É un luxo contar con profesoras como Nuria Fernández, coordinadora da sección de Aulas Galegas ‘Infantil 0 a 3 anos’, que dedican parte do seu tempo a mellorar a oferta de recursos educativos en galego para unha etapa na que tanta falta fan», cuenta la ideóloga de Aulas Galegas, Pilar Ponte.

Debemos recordar que este blog –Aulas Galegas– comenzó su andadura en marzo, cuando los centros educativos cerraron sus puertas, y a día de hoy, el portal es todo un referente en la enseñanza gallega. «Aulas Galegas é en si, unha experiencia de aprendizaxe-servizo entre o profesorado que aprendemos a mellorar profesionalmente entre nós ao tempo que puxemos un portal educativo ao servizo da sociedade», manifiesta Pilar, mientras esboza una leve sonrisa.

Además, es importante destacar que proyectos como estos ayudan a conectar el mundo de los formadores educativos y la realidad profesional. «No CIFP Compostela acaban de demostrar que é posible crear unha canle de comunicación directa entre as persoas que se forman para educar e as familias», manifiesta Ponte.

Publicidad