Compartir
Publicidad

El ayuntamiento de Noia viene de sumarse a la moda de disponer bancos singulares en uno de los mejores miradores de la comarca: el monte San Lois, emplazado a 363 metros de altura.

«Trátase dunha zona privilexiada e cunha vista espectacular, pois nun día despexado como o de hoxe -por ayer- podes ver toda a ría de Muros-Noia: Porto do Son e Queiruga a un lado, o Monte Louro de fronte… Unha vista moi fermosa dende este novo banco que estou convencida que van desfrutar tanto veciños e veciñas como xente que se achegue ou veña facendo sendeirismo ata o miradoiro de San Lois», explica la concejal de Medio Ambiente, Ángela Neri Arufe.

La colocación del banco tuvo lugar ayer viernes, después de que el ayuntamiento de Noia procediese a allanar la zona donde se instaló el banco y limpiar todo a su alrededor.

«De feito xa houbo quen o estreou antes mesmo de que estivese rematado de instalar», comenta Neri Arufe, quien hace un convite al vecindario y personas del entorno «a achegarse ata o monte San Lois e desfrutar destas fermosas vistas», al tiempo que hace un llamamiento «ao civismo e a conservar en condicións o mobiliario público».

Publicidad