Compartir
Publicidad

El próximo lunes, día 27, la Confitería Tábora celebrará el regreso paulatino de los niños a las calles y para conmemorarlo regalará a cada niño/a que se acerque a la tienda un Ramón de chocolate, uno de los dulces más demandados por los pequeños, que se ha convertido, en los últimos años, en un emblema de esta confitería gallega.

Se trata de una pasta artesana con forma de cara sonriente rellena de chocolate que se decora con las figuras relacionadas con el universo infantil. Su nombre hace referencia al mítico grupo de rock de los años 80, Los Ramones, que es homenajeado en el establecimiento con estas pastas elaboradas con ingredientes naturales.

José Manuel García, propietario de la confitería, indica que «con esta iniciativa queremos celebrar que poco a poco, y sin bajar la guardia, volvemos a la normalidad, y hacer un reconocimiento especial a los niños y niñas de Santiago por haber tenido un comportamiento ejemplar durante el confinamiento».

El pastelero añade que, después de estas semanas tan duras, quieren contribuir a sacarles una sonrisa a los más pequeños de la casa: «creemos que la mejor forma de hacer lo es con uno de nuestros dulces más risueños, el Ramón feliz, que para nosotros simboliza la esperanza de un futuro mejor».

Los pequeños que deseen su ‘Ramón’ podrán recogerlo sin coste alguno este lunes en la Confitería Tábora, ubicada en la Calle República Argentina, número 3, desde las 9:00 de la mañana en adelante, hasta agotar existencias.

El establecimiento, que el próximo año celebra su 50 aniversario y se ha convertido en uno de los locales de mayor tradición de Compostela cuenta, desde el inicio del confinamiento, con las medidas de seguridad y prevención indicadas por las autoridades sanitarias.

Publicidad