Compartir
Foto de archivo, no se corresponde con el suceso | CEDIDA
Publicidad

El fuego registrado en una vivienda de Cambre arrasó por completo el bajo del inmueble dedicado a la reparación de vehículos. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales, sin embargo, una persona tuvo que ser atendida en el mismo lugar por los servicios sanitarios al sufrir una crisis de ansiedad.

Al hilo de las 20:30 horas de la pasada tarde, el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE) 112 Galicia, recibía la llamada de uno de los moradores de la vivienda, en la que indicaba que estaba ardiendo la chimenea. Enseguida, el 112 Galicia alertó al personal del 061-Urgencias Sanitarias, de los bomberos de Arteixo y de los agentes de la Guardia Civil. Asimismo, se informó la Policía Local y Protección Civil de la localidad.

Un vez en el punto, los equipos de emergencia indicaron al 112 Galicia que el fuego realmente se encontraba en un taller de vehículos, situado en el bajo de la propia vivienda en el lugar de Altamira. Así, con esta nueva información, se puso en alerta a los bomberos de Betanzos y de A Coruña y también se informó a los servicios de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Tras darse por finalizada la extinción del fuego los bomberos confirmaron que las llamas arrasaron el taller en su totalidad. Ardieron varios vehículos, entre ellos dos camiones, además de un deposito de gasóleo y la cabina de pintura con distinto material de trabajo que almacenaba. Además, la vivienda situada en la planta superior también se vio afectada por el humo.

Publicidad