Compartir
Publicidad

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro Tato, participó en la jornada ‘Atardecer Enogastronómico no Fin do Mundo’ organizada por la bodega Pazo de Rubianes en el Faro de Fisterra (Semáforo de Fisterra), uno de los sitios más emblemáticos y turísticos de A Costa da Morte.

Este acto se enmarca dentro de las actividades organizadas en esta comarca para promocionar el turismo etnográfico y gastronómico, uno de los grandes atractivos de esta zona junto con la espectacularidad de este territorio.

El delegado territorial, Ovidio Rodeiro, puso en valor este tipo de jornadas porque «son un reclamo más para los turistas que vienen buscando tranquilidad y disfrutar de una de las mejores gastronomías del mundo». En este sentido, apuntó que «nuestra comunidad se posiciona ya como uno de los destinos favoritos de turismo gastronómico de España, gracias a su amplia oferta y la calidad de sus productos».

Del mismo modo, el delegado territorial destacó el compromiso de la Administración autonómica por continuar en esta buena línea de trabajo con la elaboración del Plan de Enogastronomía, un documento transversal con especial vínculo de la cocina con el resto de elementos diferenciadores de nuestro turismo, con la intención de fortalecer aun más el potencial turístico de la la cocina gallega, sus productos y la imagen como destino competitivo.

Publicidad