Compartir
Publicidad

La quinta edición del Festival Monecadas fue la más concurrida de su corta historia, con cientos de familias disfrutando en la carballeira de Santa Minia de las distintas actuaciones programadas por Titiriteiros de la Comarca y el ayuntamiento de Brión. Este año, además, el tiempo acompañó durante los tres días del festival, lo que incrementó la participación.

El técnico de Cultura de Brión, Alberto Álvarez, explica que «la actuación de Viravolta Títeres el pasado viernes fue la más concurrida de lo que llevamos de festival en estos cinco años. Muchos padres y madres tuvieron que quedar de pie pues no había un asiento libre». Una situación que casi se repitió ayer domingo, donde la actuación de Fantoches Baj también llenó la carballeira de bote en bote.

En esta quinta edición del Festival Monecadas participaron tres compañías: Títeres Cachirulo, Viravolta Títeres y Fantoches Baj, que ofrecieron tres actuaciones y un taller de creación de títeres. En todos los casos, la entrada fue libre y gratuitamente.

Publicidad