Compartir
Publicidad

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, acompañado del alcalde de Santiago Xosé Sánchez Bugallo, inauguró hoy la nueva estación de servicio de Gas Natural Comprido (GNC) para vehículos en Santiago de Compostela, situada en la estación de servicio de Staroil en el Polígono del Tambre.

Ovidio Rodeiro destacó que «esta nova gasineira supón un paso máis no compromiso desta compañía para avanzar na transición a modelos de enerxías limpas no transporte que contribúan a mellorar a calidade do aire e a saúde das persoas».

El gas natural vehicular en automoción tiene numerosas ventajas tanto ecológicas como económicas. Es un combustible respetuoso con el medio ambiente y contribuye a la mejora de la calidad del aire a consecuencia de sus bajas emisiones.

Los vehículos que utilizan este combustible tienen etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, beneficiándose de libre accesibilidad al centro de las ciudades en episodios de alta contaminación, de incentivos fiscales y bonificaciones en zonas de estacionamiento regulado, entre otras.

El gas natural vehicular reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principal causa de problemas respiratorios y cardíacos derivados de la contaminación en entornos urbanos. También disminuye hasta un 30% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero, por lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático.

Publicidad