Compartir
Publicidad

El delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, y la primera teniente de alcalde de Brión, Yolanda Bouzas, inauguraron esta mañana la senda peatonal-ciclista en la AC-543, que une las localidades de Gándara y Gundín (Brión) y que supuso una inversión de 253.000 euros.

Un acto en el que estuvieron acompañados por los concejales de Seguridade e Protección Civil, José Pedro Cambón Fernández; de Deportes, Jesús Quintela Vázquez; y de Maiores, María Guarina Rey Vázquez, así como técnicos que trabajaron en la obra.

Yolanda Bouzas disculpó la ausencia del alcalde brionés, quien no pudo asistir por el retraso de su vuelo de vuelta de una actividad como diputado provincial en Buenos Aires (Argentina), y aprovechó para trasladarle a Ovidio Rodeiro la necesidad de acometer una actuación semejante de mejora de la seguridad viaria en la AC-300 Os Ánxeles-A Picaraña, especialmente a su paso por la localidad brionesa de Pérros.

«Es un tramo más pequeño que este que inauguramos hoy pero donde hay zonas muy estrechas que, unido a que es una carretera muy empleada por vehículos de alto tonelaje, suponen un peligro en la seguridad viaria tanto de los peatones como de los propios conductores», explicó la primera teniente de alcalde de Brión.

Senda peatonal Santiago-Ames-Brión

La actuación consistió en la ejecución de un itinerario peatonal-ciclista de unos setecientos metros de longitud y 1,8 metros de ancho por la margen derecha de la carretera AC-543, en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 10+160 y 10+970, que permite la conexión de aldeas como Buio y Gundín con las zonas de concentración de servicios y equipaciones en el municipio. Una senda ejecutada en hormigón coloreado y separada de la carretera por una zona ajardinada de casi un metro de ancho, además de los bordes delimitadores.

Para su realización fue necesaria la construcción de dos muros de contención de piedras de granito de 486 m2 y la colocación de 228 metros de barreras de seguridad y 255 metros baranda de acero galvanizado. La senda se complementa con la instalación de redes de drenaje de aguas pluviales y de tuberías en previsión de futuras canalizaciones de servicios de telefonía o electricidad.

Publicidad