Compartir
Publicidad

La sala de exposiciones de la Casa da Cultura de Lousame acogerá hasta el próximo 30 de junio la muestra ‘A historia da memoria’, de José Andrés Tembra Redondo, más conocido cómo Che Tembra. Una selección de 29 piezas del artista rianxeiro que incluye una pieza realizada especialmente para esta exposición: «Las dos rosas de Lousame, un homenaje a dos mujeres asesinadas por los fascistas y la Guardia Civil en el 1938 y en el 1943», explica el autor.

Tembra asegura que con sus obras pretende poner de manifiesto «que se puede perdonar las cosas, pero nunca olvidalas». En este sentido, hizo una reflexión sobre la situación actual con los refugiados. «Somos unos pobres ignorantes que, en cuanto tenemos cuatro perras nos olvidamos que el pueblo más emigrante que nosotros no lo hay en el mundo. En el 39 tuvimos que marchar muchos a países como México y allá sí que nos acogieron», apuntó el artista rianxeiro.

Nueva exposición en marzo de 2019

Che Tembra estuvo acompañado en el acto de inauguración por la concejal de Enseñanza de Lousame, Silvia Agrafojo, quien agradeció a Che Tembra y a la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica del Barbanza su colaboración para la organización de esta exposición. Asimismo, comprometió con Che Tembra que «para el próximo año vamos a llevar a cabo una exposición en el mes de marzo, coincidiendo con el Día de la Mujer, ya que en esta ocasión tenemos muy limitado el tiempo de exposición por compromisos previos de esta sala».

Silvia Agrafojo animó al vecindario a visitar esta muestra pues «Che Tembra construye cada pieza con paciencia y precisión, mostrándonos el retrato de diferentes situaciones de la vida cotidiana y de nuestra historia sin tapujos». Un punto en el que incidió el presidente de la asociación cultural Barbantia, Manuel Cartea, quien aseguró que esta muestra de Lousame «es una selección de 29 de las más duras y comprometidas obras de este pintor de lienzos de hierro».

Por su parte, la profesora Pili Pereiro, de la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica del Barbanza, describió a Che Tembra como «ourolense, mecánico, soldador, herrero, reciclador, escultor, artesano, artista, caricaturista, retratista, retranquista, creador, hombre libre, reivindicativo, concienciador, comprometido con la lengua, con la memoria, con la historia, comprometido con su poubo… cada cosa y todas pueden definir al hombre que hoy expone parte de su obra aquí».

Según Pereiro, «cuando nosotros vemos un trozo de madera, bien sea de un árbol, del esqueleto de un sofá, del cabezal de una cama, de un barril… él ve la base o el marco de una obra» y destacó que a mayores «tiene una mirada crítica cara el mundo en el que vive y lo plasma para mejorarlo y para no repetir los errores del pasado».

Publicidad