Compartir
Publicidad

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y el alcalde de A Coruña, Julio Ferreiro, firmaron esta mañana, en la sede de la institución provincial, el convenio para la financiación de las obras de reforma y conservación de la cubierta y la estructura metálica de las gradas del estadio de Riazor.

Según contempla el texto, la aportación de la Diputación ascenderá a 1 millón de euros, que representa un 14,3% del presupuesto total de las obras, que asciende a cerca de 7 millones de euros para «una infraestructura que es una referencia deportiva no sólo en la ciudad, sino en toda la provincia de A Coruña», afirmó el presidente provincial, Valentín González Formoso, que destacó «la perfecta coordinación entre las dos instituciones para sacar adelante el proyecto en tiempo récord, con el objetivo de acometer las obras durante la época estival»

Las finales de la Copa Diputación se jugarán en Riazor

Formoso agradeció la colaboración del Real Club Deportivo de A Coruña para hacer posibles las contraprestaciones por el apoyo económico de la Diputación. Entre ellas, destacó que durante un plazo de 10 años las finales masculina y femenina de la Copa Diputación se disputarán en el estadio coruñés, contribuyendo a dar mayor visibilidad a uno de los torneos más veteranos del fútbol coruñés.

Asimismo, se pondrán la disposición de la Diputación 1.000 entradas cada año para el Trofeo Teresa Herrera, que se distribuirán entre escuelas de fútbol base y colectivos desfavorecidos, y se emitirán spots o vídeos divulgativos de la Diputación y de los ayuntamientos de la provincia de A Coruña en los paneles electrónicos del estadio durante las previas y descansos de los partidos.

El presidente provincial enmarcó esta colaboración económica en las múltiples líneas de apoyo que, en los ámbitos social, cultural, de igualdad, promoción económica o movilidad, que la Diputación de A Coruña mantiene con el ayuntamiento herculino.

Por su parte, el alcalde Julio Ferreiro agradeció «la contribución generosa» de la Diputación para cofinanciar las obras y destacó que servirán para seguir haciendo de Riazor «no sólo el estadio municipal que es, sino un estadio metropolitano y casi provincial».

Ferreiro, que apuntó que el proyecto fue también aprobado hoy incluso en la junta de Gobierno local, incidió también en la «coordinación total ante una intervención compleja», que requiere comenzar las obras al rematar la liga para poder tenerlas listas antes del comienzo de la nueva temporada.

Publicidad