La guardería municipal de Brión celebró una fiesta de fin de curso con hinchables

678
0
Compartir
Publicidad

Los niños y niñas de la escuela infantil municipal de Brión celebraron su tradicional fiesta de fin de curso, en la que participaron más de un centenar de padres y madres. Una fiesta en la que los 76 niños y sus familias estuvieron repartidos en los dos patios exteriores y en el patio interior de la guardería.

Como novedad, este año el ayuntamiento de Brión colaboró en la fiesta acercando unos hinchables adaptados a las distintas edades, lo que hizo las delicias de los más pequeños, que prácticamente no salieron de dentro de ellos durante gran parte de la mañana. Asimismo, las familias colaboraron acercando los dulces, ‘larpeiradas’ y refrescos que se degustaron.

Publicidad