La Xunta anuncia la licitación del nuevo centro sociocomunitario de Tordoia con una inversión de 346.000 euros

627
0
Compartir
Publicidad

El delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, se reunió está mañana con alcalde de Tordoia, Eduardo Antonio Pereiro, para informarle de la licitación del nuevo centro sociocomunitario y ambiental. La actuación cuenta con un presupuesto de algo más de 346.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de 10 meses. Esta nueva infraestructura se emplazará en el núcleo urbano de Pontepedra, al lado de otros servicios de la localidad como son el centro escolar, la Casa del Ayuntamiento, el centro de salud y el centro deportivo.

El edificio, con un proyecto de arquitectura sostenible, contará con una superficie construida de 360 metros cuadrados en planta baja y combinará los espacios verdes con las salas para uso de las vecinas y vecinos.

Dispondrá de auditorio, sala de la naturaleza, zona de recepción, despachos, aseos y patio exterior, entre otras estancias. La intención del Ayuntamiento es dedicarlo especialmente a las personas mayores.

Plan Hurbe

Esta actuación se ejecuta al amparo del Plan Hurbe, puesto en marcha por el Gobierno de la Xunta, consciente de la importancia que tiene para los ayuntamientos a materialización de determinados proyectos urbanísticos para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y dinamizar determinadas zonas. En este sentido, las equipaciones urbanas desempeñan un papel fundamental como factor dinamizador para el desarrollo social y cultural de la sociedad y son, además, elementos estructurales del entorno.

Al mismo tiempo, este tipo de intervenciones dan cumplimiento al reto del Gobierno gallego de conseguir un urbanismo responsable y apostar por la recuperación de las villas y ciudades gallegas, como parte de la identidad de Galicia, y son una muestra de la importancia de establecer lazos de colaboración con los municipios en proyectos que, como este, buscan mejorar y potenciar espacios públicos ya existentes para facilitar la accesibilidad a los mismos y poner en valor ciertas zonas.

Trenor destacó que este tipo de colaboraciones con los ayuntamientos permiten intervenir sobre las equipaciones urbanas, también se ayuda a frenar la despoblación del rural, ya que se potencian las infraestructuras, los servicios y las dotaciones municipales y, en definitiva, se mejoran el bienestar y la calidad de vida de la población de las villas y ciudades gallegas.

Publicidad