Compartir
Publicidad

El delegado territorial de la Xunta de Galicia visitó esta mañana las instalaciones del Centro Especial de Empleo de O Caxizo, ubicado en el Parque Empresarial de Pazos en el ayuntamiento de Padrón. Este Centro Especial de Empleo tiene 32 trabajadores dedicados a la fabricación de productos metálicos y cuenta con una ayuda de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de 83.000 euros.

Ovidio Rodeiro destacó que «en Galicia estos centros reciben apoyos dirigidos a los 107 centros especiales de empleo en los que la Xunta invirtió, en la última convocatoria de ayudas, 13 millones de euros para la integración laboral de las personas con discapacidad. Con esta iniciativa se están beneficiando la 2.500 trabajadores y se crearon alrededor de 90 puestos laborales indefinidos».

Concretamente, señaló el delegado territorial «el presupuesto distribuido para la provincia de A Coruña en esta convocatoria, que finalizó la finales de junio, fue de 6.190.491 euros para subvencionar 68 Centros Especiales de Empleo y permitió ayudar al pagado de las nóminas de 1.679 personas trabajadoras». La actuación, que forma parte de la Agenda 20, se enmarca en el presupuesto global que la Xunta está destinando este año a los programas específicos para el empleo de las personas con discapacidad.

La convocatoria 2017/2018 incluyó novedades tras tener en cuenta las principales demandas del sector. El presupuesto programado aumentó con respecto a última convocatoria en 3,5 millones de euros y las ayudas superaron los 23.000 euros, distribuyéndose en tres tipos de programas: ayudas a las unidades de apoyo, que tiene por objeto financiar los cuestes salariales y de la Seguridad Social derivados de la contratación indefinida de trabajadores para apoyar la labor de las personas con discapacidad; ayudas a la creación, ampliación, mantenimiento y adaptación de puestos de trabajo en los centros especiales de empleo; y apoyos al mantenimiento del cueste salarial en los CEE

Entre las novedades de esta convocatoria resaltaron los incentivos con una mayor cuantía para los centros especiales sin ánimo de lucro. La cuantía base fue en estos casos de 13.222 euros y el porcentaje de financiación de la inversión llegó al 100%. Además, las ayudas fueron mayores en los casos en los que se creó empleo femenino, en el rural o entre las familias con todos sus miembros en paro. En estos casos, los incentivos aumentaron en un 25% y serán acumulables entre sí.

Se reforzó, asimismo, los apoyos a los trabajadores con especiales dificultades de inserción sociolaboral, es decir, aquellos con discapacidades físico-sensoriales superiores al 65% o con discapacidades psíquicas-intelectuales de más del 33%. En este caso, las cuantías de las ayudas a la creación de puestos estables fueron más elevadas, al tiempo que se incrementaron los apoyos al coste salarial llegando hasta el 56% del salario mínimo interprofesional (396,31 euros).

Para las ayudas a las unidades de apoyo, el primero de los programas, la cuantía base fue de 2.400 euros por cada trabajador con contrato indefinido o temporal igual el superior a 6 meses. En el segundo programa, por cada puesto creado la jornada completa, la ayuda para los centros especiales de empleo sin ánimo de lucro osciló entre los 13.222 y 23.139 euros y para los que cuentan con ánimo de lucro entre 12.020 y 21.035 euros.

Los apoyos al mantenimiento fueron de 1.803 euros por puesto y de 15.000 euros por asistencia técnica. Con el tercero de los programas se financió parcialmente lo cueste salarial con una ayuda de 353,85 euros, lo que supone el 50% del salario mínimo interprofesional (SMI), aunque la cuantía se eleva hasta el 56% para las personas con especiales dificultades.

El período que abarca esta convocatoria va de 1 de julio de 2017 a 30 de junio de 2018, lo que supone la financiación de 12 mensualidades más las pagas extraordinarias que correspondan en el período. En el momento actual se está trabajando en la nueva convocatoria para lo próximo período 2018-2019

Esta medida forma parte de la Agenda 20 con la que la Consellería de Economía, Emprego e Industria está favoreciendo la integración laboral de las personas con discapacidad, que son un colectivo prioritario en todas las políticas activas de empleo de la Xunta. Estas ayudas se complementan con los apoyos del Gobierno gallego para incentivar en las empresas gallegas la contratación de personas con discapacidad. En definitiva, la Xunta trabaja por el empleo inclusivo con un reto principal: mejorar las condiciones de empleabilidad de los gallegos y gallegas, dando respuesta a las personas que tienen más dificultades para encontrar un empleo.

Publicidad