Compartir
Publicidad

La conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, participó hoy en la entrega de 40 vehículos que se destinarán a la vigilancia de las carreteras autonómicas, con una inversión de cerca de 600.000 euros, con el fin de garantizar la conservación de la red viaria.

El Ejecutivo autonómico suministra estos coches, modelo ‘Citroen C3′, de color blanco, con el rotulado de la Xunta de Galicia y la instalación luminosa correspondiente, con el objetivo de facilitar el trabajo de los agentes de conservación de las carreteras,-conocidos en gallego como ‘legoeiros’-, y demás personal laboral de la Axencia Galega de Infraestructuras que desarrolla un papel fundamental en el control de las carreteras.

Hace falta recordar que el Gobierno gallego y las organizaciones sindicales sellaron recientemente un acuerdo para el reconocimiento laboral de estos ‘legoeiros’, con nuevas funciones de vigilancia y control de la explotación y conservación de las carreteras gallegas.

Este acuerdo, además de contribuir a la modernización y racionalización de la propia Administración autonómica, también actualiza las funciones de estos trabajadores y adapta la prestación de los servicios a los tiempos y a las nuevas necesidades que requiere la gestión de las carreteras.

El pacto también recoge una nueva denominación para estos profesionales, que pasarán a ser reconocidos como ‘Agentes de Carreteras’, mejorando sus condiciones laborales y también las de las carreteras.

Este diálogo entre sindicatos y Xunta actualiza el indispensable trabajo de los legoeiros hacia unas labores no sólo centrados en tareas manuales de limpieza, desbroce, mantenimiento, reparaciones, sino también en el control de la explotación y conservación de las carreteras.

Estas nuevas funciones de los profesionales permitirán incrementar los medios destinados a una labor que implica el refuerzo de la seguridad viaria en las carreteras autonómicas, un asunto absolutamente prioritario para la Xunta.

Publicidad