Compartir
Publicidad

La Xunta de Galicia abrió este miércoles a la circulación la vía de conexión del núcleo de Portobravo (Lousame) con la vía de altas prestaciones Brión-Noia, en Sampaio (Noia). Una actuación en la que se invirtieron 1,3 millones de euros y cuya puesta en servicio consiguió adelantarse en medio año.

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, acompañado por los alcaldes de Lousame y Noia, Teresa Villaverde y Santiago Freire, destacó la rápida ejecución de esta actuación de la Consellería de Infraestructuras e Vivenda, iniciadas en junio de 2017. En este sentido, recordó que los 18 meses de plazo inicial previsto para la ejecución de estas obras se vio finalmente acortado, siendo ahora esta infraestructura «una realidad para los vecinos y vecinas del entorno».

Un punto en el que hizo hincapié Teresa Villaverde ya que «estaba previsto inaugurarse a finales de verano y estamos abriéndola al vecindario en mayo, lo que demuestra la apuesta de la Xunta por esta comarca. Esta nueva vía supondrá que el acceso de los vecinos y vecinas de Lousame a las vías de conexión con Santiago sea más rápido y seguro». En este sentido, indicó que «no es una carretera muy larga pero beneficiará el tráfico rodado de salida de Portobravo, Tállara, Cruído, Lousame…que ahora está empleando una pequeña calle muy estrecha».

Por su parte, Santiago Freire aseguró que «es una buena nueva para los vecinos tanto de Noia como de Lousame, que tendrán una mejor conexión con Santiago». En concreto, el alcalde de Noia destacó que esta actuación «supone incrementar la seguridad viaria en la travesía de la Rasa y responde también a una demanda de articular las conexiones interiores cara al ayuntamiento de Boiro y Arousa Norte».

Nueva infraestructura

La nueva infraestructura viaria tiene una longitud de 900 metros y se inicia pasado el puente de Portobravo hasta conectar con la VAP de Brión-Noia, reduciendo en casi cinco minutos el trayecto alternativo. Con esta nueva conexión los usuarios podrán ahorrarse un recorrido de un kilómetro y evitarán varias intersecciones con otras vías, en especial con la travesía de Noia.

En este sentido, Ovidio Rodeiro, recordó que esta vía, que discurre por el término municipal de Noia, beneficiará directamente a los vecinos de Lousame, favoreciendo la demandada de conexión directa con la vía de altas prestaciones Brión-Noia. Dotando también de una mejor conectividad al núcleo de Noia y a su polígono industrial.

Este nuevo acceso a Portobravo evitará el empleo de la actual intersección de reducida visibilidad entras las carreteras AC-311 y AC-308, situada en la travesía de Noia. Las conexiones con las dos carreteras autonómicas se realiza mediante glorieta.

Para el delegado territorial «la puesta en marcha de esta nueva carretera supondrá un antes y un después para la movilidad de esta zona ya que además de ahorrar tiempo se mejora la movilidad la la seguridad de los conductores y peatones». En total, esta vía dará servicio a los casi 18.000 habitantes que suman conjuntamente estos de los ayuntamientos.

Publicidad