Compartir
Publicidad

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, participó ayer en Rianxo en un networking con empresarios y comerciantes de la zona del Barbanza dentro de la ronda que está manteniendo por toda la geografía gallega tanto para escuchar propuestas como para informar de las ayudas y servicios con los que cuenta la Administración autonómica para apoyar su trabajo.

Así, en el campo empresarial, se ofrecen apoyos en el ámbito tanto del asesoramiento como de la financiación y ayudas específicas para emprender. En cuanto al asesoramiento, Conde destacó la actividad de los coworking que en dos ediciones permitieron el desarrollo de 303 proyectos a cargo de 382 emprendedores; o el servicio de la Unidad Galicia Emprende que asesoró a más de 1.000 proyectos.

En cuanto a financiación, el conselleiro recordó la nueva línea de Instrumentos Financieros Innovadores (IFIs) para apoyar proyectos relacionados con la Industria 4.0. Explicó que, además de la convocatoria de Galicia Emprende, los emprendedores de ayuntamientos rurales cuentan con Galicia Rural Emprende, una línea de ayudas que está abierta hasta el 26 de marzo con apoyos de entre 20.000 y 70.000 euros dirigida a autónomos y pequeñas y medianas empresas que hayan previsto desarrollar actividades no agrarias en el rural.

Para dinamizar la economía del Barbanza y fijar población, el conselleiro también se refirió a las ayudas dirigidas a autónomos, a los apoyos para la contratación en pymes y a las Unidades Formativas, para que las empresas formen a los trabajadores de acuerdo con sus necesidades específicas. El objetivo de todos estos programas es estimular la creación de empleo.

Conde hizo especial hincapié en las ventajas que aporta la nueva Ley de implantación empresarial para el desarrollo de iniciativas empresariales e industriales en Galicia. Así, las compañías interesadas en implantarse en la Comunidad contarán con una mayor simplificación administrativa, más facilidades en el acceso al suelo industrial y más incentivos fiscales, gracias a la colaboración de los Ayuntamientos Emprendedores. Con estas medidas se pretende impulsar la actividad industrial en los municipios gallegos.

Por último, el conselleiro explicó que para el sector del comercio, la Xunta acaba de poner en marcha este año diferentes programas de ayudas, que suman cerca de 4,5 millones de euros, entre los que destacan apoyos por más de 3,1 millones para digitalización y modernización de las empresas comerciales y artesanales; una línea dedicada a la expansión comercial y nuevas fórmulas de comercialización, con un presupuesto de un millón de euros; y una iniciativa dotada con 255.000 euros para fomentar la comercialización de la artesanía y el impulso de la actividad del sector. Además, acaba de abrirse el plazo de solicitud para las ayudas a la formación en materia de artesanía.

Publicidad