Compartir
Publicidad

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro Tato, acudió en la mañana de ayer martes al sorteo de siete viviendas propiedad del IGVS de la Consellería de Infraestructuras y Vivienda, situadas en el barrio compostelano de Belvís. Se trata de siete viviendas de la misma promoción con trastero y garaje.

El sorteo, realizado ante notario y en presencia del jefe territorial de la Consellería de Infraestructuras y Vivienda, José Antonio Álvarez, tenía por objetivo determinar los adjudicatarios provisionales de las viviendas destinadas a los inscritos en el Registro oficial de demandantes de viviendas publicas, que deben tener entre 18 y 35 años.

Ovidio Rodeiro destacó que «la Xunta apuesta por facilitar el acceso a viviendas a los colectivos con mayores dificultades. En este caso concreto posibilitamos que los más jóvenes puedan tener acceso a un piso en régimen de alquiler con un contrato por 5 años prorrogables por períodos anuales». Aprovechó para recordar que las viviendas se encuentran en la ciudad histórica de Santiago de Compostela en un espacio privilegiado rodeado de zonas verdes.

Publicidad