Compartir
Publicidad

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria ultima las obras de restauración y acondicionamiento del templo renacentista de Santa María del Socorro, en la parroquia de Caión, en el ayuntamiento de A Laracha, que tiene la consideración de bien catalogado según la Ley de Patrimonio de Galicia. Las obras de rehabilitación se ejecutaron puesto que la iglesia estaba en mal estado de conservación debido a los problemas de humedades, tanto exteriores como interiores.

Esta edificación del siglo XVI tenía múltiples problemas de conservación, derivados casi todos de humedades existentes, tanto procedentes de los vientos procedentes del mar, que cristalizaban sales solubles en los muros, como procedentes de la condensación del interior por la deficiente ventilación.

De este modo, en noviembre de 2017 comenzaron una serie de actuaciones que buscaron solucionar estos problemas con una inversión que alcanzó los 146.000 euros. De una parte, se sustituyeron todos los revocos exteriores, disponiendo unos nuevos realizados la base de tres capas de cal aérea hidrófuga con aditivos secantes. También se cambió la carpintería exterior por otra de madera de iroko, con vidrios laminares separados entre sí 4 centímetros, que permiten la ventilación permanente del interior del templo al tiempo que evitan la entrada de la lluvia.

Además, el proyecto también contempló el saneamiento perimetral enterrado de los muros exteriores, con una zanja con graba blanca, tubo de drenaje y lámina de polietileno. Asimismo, se colocaron canales y bajantes de zinc.

Esta iglesia formó parte del antiguo Convento de San Agustino, fundado por Fernando Bermúdez de Castro. Es de planta rectangular en la que se inscribe una sola nave que también acoge el presbiterio. La cubierta está resuelta a dos aguas con cubrición de teja del país y tiene en el noroeste una espadaña de dos cuerpos de campanas y en el ángulo norte una torre campanarios con zócalo alto y cuerpo de campanas con cuatro vanos de medio punto punto peraltados e impostados.

Publicidad