Compartir
Publicidad

Los equipos de rescate que trabajan en las labores de desescombro tras la explosión de una pirotecnia en Tui localizaron esta mañana el cadáver de una segunda persona. Los trabajos se habían reiniciado a primera hora, con la incorporación de dos perros de rescate, después de que la autoridad judicial había determinado ayer por la noche que el lugar no era seguro para los grupos de intervención.

De madrugada quedaron en el lugar cuatro dotaciones de bomberos que se dedicaron a extinguir posibles focos. Todos fueron de poca relevancia salvo un que fue mayor y requirió de una nodriza para dotar de agua a los bomberos.

Agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional, ayudados por Protección Civil, mantuvieron la seguridad en la zona, donde intervinieron 240 efectivos de emergencias y docenas de agentes de Policía Nacional, Guardia Civil, Autonómica y Local.

Los vecinos que perdieron las casas fueron realojados en hoteles y reciben asistencia y apoyo. La Cruz Roja mantuvo un dispositivo de albergue en la zona, que prestó asistencia a 5 de los evacuados.

Los centros sanitarios del área de Vigo llevan atendidos a un total de 37 heridos, de los que 7 de ellos son menores. En la mañana de hoy permanecían ingresados 6 y otros dos en observación

Así, desde la jornada de ayer, 16 pacientes fueron atendidos en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Tui, 15 en el Hospital Álvaro Cunqueiro, 3 en POVISA y 3 en Fátima.

Los heridos presentaban lesiones de diversa consideración: contusiones, fracturas, quemaduras y traumatismos, aunque, en el momento actual, ningún caso tiene un pronóstico muy grave ni existe compromiso vital.

Publicidad