Compartir
Publicidad

Truchas de Oroso, empanada de Laxe y Carballo, vino de Betanzos, o de Vedra, pulpo de Mugardos, bica de Vimianzo, vermú de Padrón o la alfarería de Buño, el turismo ornitológico de Muxía y el trabajo artesanal de las redeiras de varios ayuntamientos son algunos de los productos que sorprendieron en la Feria Ibérica de la Guardia en el espacio reservado por el área de Turismo de la Diputación de A Coruña.

Con el diputado de Turismo, Xosé Regueira, participaron en los distintos actos los alcaldes de Oroso, Manuel Mirás, con el diputado y concejal Antonio Leira, el alcalde de Laxe, José Manuel Mouzo y la alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz.

Un programa de degustaciones de productos de calidad, demostraciones y showcookings coordinado por el área de Turismo de la Diputación de A Coruña promovió una variada oferta de interés turístico en la Feria Ibérica de la Guarda que se está desarrollando del 28 de abril al 1 de mayo.

El espacio expositivo de la Diputación fue de los más visitados del recinto, con especial afluencia en los momentos en que se desarrollaron actividades y muestras con el fin de atraer representantes del sector fundamentalmente en el ámbito luso. En este sentido, el diputado de Turismo, Xosé Regueira, destacó el interés de intensificar las relaciones turísticas Portugal-Galicia en el encuentro que mantuvo con la Secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Ana Mendes, que visitó el stand de la Diputación de la que degustó un vino de Vedra.

Como en anteriores ocasiones, y como viene siendo habitual en la presencia en ferias turísticas, la Diputación de A Coruña actuó como medio para la participación activa de los ayuntamientos en la feria, y, en este sentido, representantes institucionales municipales asistieron al encuentro de la Guarda y se involucraron en la preparación y oferta de sus propios productos.

El maridaje de productos de los ayuntamientos del Camino Inglés como las truchas de Oroso y el vino blanco de Betanzos, las muestras de las empanadas de Laxe y Carballo, ayuntamiento que también acercó pan de huevo y su tradicional pan, el pulpo a la mugardesa, el vino del Ulla o la bica de Vimianzo son algunos de los productos gastronómicos que se convirtieron en estrella de la oferta del sector en el amplio programa de la feria.

Además, en los espacios reservados por la Diputación de A Coruña animaron la oferta propuestas como el turismo ornitológico de Muxía, el asalto al Castillo de Vimianzo, la alfarería de Buño o la actividad artesanal de las redeiras de distintos ayuntamientos de la Costa da Morte.

Los ayuntamientos de Mugardos, Malpica, Padrón, Carballo, Ponteceso, Laxe, Oroso, Vimianzo, Muxía y el geodestino de Arousa Norte tuvieron, de esta manera, una presencia más activa en el evento, protagonizando actividades específicas de preparación, degustación y muestra de productos aunque, a través de la Diputación, se difundieron en la Guarda a oferta de la totalidad del territorio a través de los seis geodestinos que conforman la estrategia promocional del área de Turismo de la Diputación.

El diputado Xosé Regueira, destaca el interés «de la participación en la Feria Ibérica de Turismo que contribuye a intensificar el intercambio entre Galicia y Portugal, dando a conocer destinos distintos de los más visitados por la población portuguesa que ocupa un alto porcentaje del turismo que recibimos», señaló.

En este sentido, el objetivo de la participación activa en la Guarda es mostrar la diversidad y calidad de la oferta turística de los ayuntamientos de A Coruña y posicionar los recursos naturales, culturales, gastronómicos y artesanales en un mercado de especial interés para la promoción turística de los ayuntamientos de A Coruña.

«Se trata de un escenario inigualable para potenciar turismo de cercanías entre Galicia y Portugal y una feria que recibe millares de visitantes y una nutrida representación del sector en un espacio singular que hace de la FIT de la Guarda un encuentro con identidad propia y muy agradable para el intercambio y los acuerdos de colaboración», explica Xosé Regueira de la experiencia del fin de semana en la localidad portuguesa.

Entre otras cosas, una de las conclusiones de la participación «es comprobar más de una vez el altísimo interés por los recursos turísticos, patrimoniales y culturales y la necesidad de descubrir nuevos destinos apenas conocidos además de las ciudades y los distintos caminos a Santiago».

Publicidad