Compartir
Publicidad

La Serie A de fútbol americano se acerca al final de la liga regular, que decidirá los ocho equipos que tomarán parte en los ‘playoffs’ y los emparejamientos de cuartos de final. Este fin de semana se celebrará la penúltima jornada y la atención se centrará en la pelea por conseguir los últimos billetes para las eliminatorias por el título y saber quien va a ocupar la última plaza de descenso.

Los Santiago Black Ravens están cerca del abismo, y harán todo lo posible por alejarse de esa última plaza. Pero el domingo a las 12:00 de la mañana, en el que será el último partido de Liga Nacional en Galicia, visitarán el campo de As Cancelas uno de los equipos aspirantes al título, que se encontraba imbatido hasta la jornada pasada, los Osos de Rivas-Vaciamadrid.

El encuentro se prevee desigual. Los roceños cuentan con un ataque demoledor, con un estilo de juego de ‘air-raid’ muy espectacular para los aficionados. Por su parte, los santiagueses deberán funcionar al máximo en defensa, e intentar parar la poderosa ofensiva de Osos, a mayores de intentar manejar el tiempo en ataque y minimizar los ‘drives’ de los madrileños.

Los Ravens llevan dos años en la máxima categoría y no van a dejar que el trabajo invertido para desarrollar el fútbol americano en la Comunidad caiga en saco roto. Apoyados por el público que cada partido es más numeroso en las gradas de ‘La Jaula’, esperan conseguirlo, y dejar todo en el aire para la visita que deben realizar en la última jornada a Zaragoza, en donde se jugarán la temporada contra Hurricanes.

Una nueva oportunidad para ver en Galicia, fútbol americano de altos quilates.

Publicidad