Compartir
Publicidad

Los profesionales que forman parte de la Comisión de gestión de la crisis sanitaria Covid-19 concluyeron en la reunión que mantuvieron ayer que los 57.760 test rápidos enviados ayer por el Ministerio no tienen utilidad clínica para poder hacer un cribado en residencias y profesionales sanitarios. En este sentido, el doctor José M. Vázquez Lima, miembro del comité de crisis, explica que «no son útiles desde el punto de vista clínico», porque no permiten distinguir si se trata de una fase aguda, y por lo tanto si puede haber contagio, o si ya se está en una fase de curación.

Vázquez Lima explica que este defecto detectado por los profesionales del comité haría necesaria realizar una prueba complementaria de PCR a los test enviados por el Ministerio para hacer un cribado en residencias y a profesionales sanitarios.

En este sentido, explica que los test del Ministerio de Sanidad solo detectan si se producen anticuerpos pero, en ese análisis global, no permiten saber si se trata de una fase aguda del Covid-19 o si aún permanecen en sangre porque ya hay curación.

Por otra parte, aclaró que ahora está evaluando la posibilidad de destinar estos test a la realización de un estudio epidemiológico para obtener información sobre la exposición de la población al virus.

Publicidad