Compartir
Publicidad

Los cerca de 400 apicultores inscritos en el Consello Regulador da Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Miel de Galicia comercializaron el pasado año más de 300 toneladas de producto, con un valor económico estimado que superó ligeramente los dos millones de euros.

Estos son algunos de los datos acercados por la conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, durante su participación, en la tarde de ayer jueves en Melide, en una charla informativa sobre la producción de miel organizada por la Asociación de Mulleres Catasol y el ayuntamiento de esta localidad coruñesa. La conselleira destacó también que esta miel se produce en un total de 45.496 colmenas y que son 29 los envasadores inscritos en dicha IXP.

En su intervención, Ángeles Vázquez señaló que este producto es muy nutritivo y mismo tiene importantes características terapéuticas. Así, dijo que aporta al organismo azúcares simples de fácil asimilación, proteínas, oligoelementos (fósforo, sodio, potasio o hierro) y vitaminas. Por eso defendió su consumo, y mucho más cuando se trata de miel amparada por la IXP de Galicia.

La conselleira hizo un recorrido por los procesos de obtención del producto, composición nutricional, envasado, etiquetado o tipos de miel. Con respecto a estos últimos, indicó que en Galicia existen la multifloral y las monoflorales de diversas especies, como el castaño, eucalipto, brezo o silva, entre otras, repasando las características de cada una de ellas.

Venta directa

La titular de Medio Rural hizo referencia, además, a la normativa gallega sobre venta directa, que permite a los apicultores comercializar su producto desde sus explotaciones hasta el consumidor final, cumpliendo una serie de condiciones. Esta posibilidad supone una gran ventaja para los productores a la hora de vender su miel.

Por último, la conselleira hizo una serie de consideraciones sobre la problemática de la avispa velutina, una especie invasora incluida cómo tal en el catálogo correspondiente elaborado por el ministerio de Medio Ambiente. Así, recordó su origen asiático, características y distribución, así como los efectos adversos sobre la producción apícola, el medio ambiente o la población, a pesar de que, puntualizó, «no es más agresiva que la autóctona» y sólo ataca si ve amenazado su nido.

La conselleira matizó, en todo caso, que los efectos de la velutina sobre la producción de miel en Galicia no han sido tan graves como los previstos inicialmente, en gran parte por el programa de control puesto en marcha desde 2014 por la Xunta en colaboración con otras administraciones y que se basa en dos pilares, el trampeo de futuras reinas (en primavera, fundamentalmente) y la eliminación de nidos.

Con respeto al primero, advirtió que desde 2015 a Consellería do Medio Rural repartió entre los apicultores con colmenas en ayuntamientos afectados un total de 13.267 trampas con su correspondiente líquido atrayente. En relación con la eliminación de nidos, sólo en 2017 se gestionaron casi 44.000 avisos por este motivo y se retiraron o se inactivaron más de 24.000. En el que va de 2018 se gestionaron cerca de 21.000 avisos, con la retirada o inactivación de 9.693 nidos.

En toda esta labor, segundo explicó Ángeles Vázquez, participan diferentes departamentos de la Xunta de Galicia (Vicepresidencia, Medio Ambiente y Medio Rural), así como 115 ayuntamientos de toda la comunidad autónoma, que actúan como municipios colaboradores.

La conselleira finalizó su charla acercando información útil para luchar contra esta especie invasora. Así, entre otras cosas recordó que para dar avisos de velutina se debe llamar al teléfono 012, aportando, con el mayor detalle posible, datos sobre localización del nido (provincia, ayuntamiento, parroquia, lugar, casa) y respondiendo diferentes preguntas para diferenciar si es avispa velutina o no, así como para determinar si es una emergencia.

Publicidad