Compartir
Publicidad

Más de quinientas personas participaron en la tarde de ayer en la cabalgata y fiesta de Reyes organizada por el ayuntamiento de Frades. A diferencia del año pasado, el tiempo acompañó, por lo que la cabalgata no solo pudo desarrollarse sin ningún problema sino que muchos de los niños y de sus padres hicieron a pie el camino desde el centro de Ponte Carreira hasta el polideportivo municipal.

Así como el año pasado apenas pudieron parar a entregar los caramelos por la lluvia, en esta ocasión la comitiva real hizo una parada en la plaza de Ponte Carreira para entregar caramelos y hacer las primeras fotos con los más de un centenar de niños que los estaban esperando. Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron este año a bordo de un tren turístico y acompañados por la música del grupo Sarillo (Aiazo) y por el buen humor de Mickey y Minnie Mouse, Bob Esponja y Chase, de la Patrulla Canina.

A la llegada al polideportivo, mientras sus majestades se preparaban para entrar en el pabellón, los niños y niñas disfrutaron de otra de las novedades de esta edición: el cañón de nieve, colocado en el exterior del recinto para evitar así resbalones. Dentro del pabellón, gran fiesta con dos grandes hinchables, rocódromo y diversos talleres para los más pequeños, desde globoflexia hasta maquillaje.

A eso de las 17:30 horas sus majestades hicieron su entrada en el polideportivo municipal, donde fueron recibidos por el alcalde de Frades, Roberto Rey Martínez, al frente de la corporación fradense. Acto seguido, y no sin antes repartir todos cuantos caramelos llevaban, subieron a sus tronos y comenzaron a recibir a todos y cada uno de los pequeños, escuchar sus peticiones y agasajarlos con una bolsa de golosinas.

La fiesta finalizó con una degustación gratuita de chocolate caliente y rosca, que fue muy bien acogida por todas las personas presentes pues, pese a que el sol acompañó toda la tarde, en cuanto se ocultó comenzaron a bajar las temperaturas hasta los 5 o 6 grados.

Este es el sexto año consecutivo que se celebra la cabalgata en el ayuntamiento de Frades. Una iniciativa que se programó inicialmente un día antes del habitual puesto que las familias del municipio tenían ya la costumbre de llevar a sus hijos a los desfiles de Santiago o de Ordes, pero que resultó de tal gran éxito de participación que hizo que se mantuviese ya como tradición y ahora son muchas las familias de fuera del municipio que se apuntan también a esta fiesta.

Publicidad