Compartir
Publicidad

La Consellería do Medio Rural invirtió más de un millón de euros en los trabajos de recuperación de los terrenos afectados por incendios forestales en el ayuntamiento de Porto do Son. Estos fondos permitieron actuar en 67,5 hectáreas con tratamientos sobre la erosión, con labores como el mulching y helimulching, a través del uso de paja.

Además, se intervino en alrededor de 35.755 metros lineales arreglando pistas y haciendo cierres ganaderos y otras infraestructuras y se retiró madera quemada en otras 96 hectáreas. Así pues, las actuaciones abarcaron más de 163 hectáreas en total en este municipio coruñés.

Así lo destacó la conselleira Ángeles Vázquez en una visita, esta mañana, la zonas quemadas en este ayuntamiento, donde destacó el trabajo desarrollado para restaurar y consolidar los terrenos, frenar la erosión, mejorar las infraestructuras, controlar los riesgos hidrológicos erosivos, eliminar la madera quemada y regenerar la vegetación afectada.

La titular do Medio rural destacó, asimismo, que se financió la construcción de un nuevo punto de agua en esta zona por importe de 30.000 euros y se está finalizando la mejora de otra infraestructura semejante, en la que se invirtieron otros 4.000 euros. Estos puntos de agua son fundamentales para facilitar el trabajo de los medios de extinción. En Porto do Son se trabajó en diferentes montes vecinales mancomunados caso de los de Caamaño, Xuño, Queiruga y Ribaseira.

Ola de fuegos de 2017

En toda Galicia, la Xunta destina un presupuesto de 6 millones de euros en dos años para acciones de recuperación y consolidación de suelos tras la ola de fuegos de octubre pasado. Por lo de ahora ya se trabajó en unas 500 hectáreas mediante labores de mulching y helimulching, que permitieron frenar la erosión en áreas afectadas y se complementaron estas acciones con otras intervenciones relacionadas con las infraestructuras forestales, la eliminación de madera quemada o la recuperación del monte.

Publicidad