Compartir

Las obras de humanización y ordenación de la plaza das Amércias de Noia darán comienzo la próxima semana. Así se lo confirmaron al alcalde de Noia, Santiago Freire Abeijón, y al concejal de Obras, Martín Fernández Godón, los representantes de la empresa adjudicataria de los trabajos, Barnacle Obras y Servicios S.L., y de la dirección de obra. Unos trabajos adjudicados por 59.715,44 euros por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda el pasado mes de marzo y que tienen un plazo máximo de ejecución de tres meses.

Santiago Freire apunta que «no encontro, os responsable da empresa adxudicataria confirmaron que entre o luns e o martes comezarán cos traballos, nos que temos que agradecer a colaboración da Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda xa que suporá unha importante actuación nunha zona importante da vila como é a entrada a San Lázaro e a praza das Américas, onde imos reorganizar o estacionamento, aumentar a seguridade viaria e mellorar o seu aspecto paisaxístico, contribuíndo así a unha mellor integración co casco histórico da vila».

La Xunta acerca un 70% del importe de la obra, dentro del Plan Hurbe. En este sentido, el alcalde noiés agradeció «a colaboración da Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, pois cada plantexamento que fixemos para Noia recibiu unha resposta positiva da conselleira, como pasou onte mesmo coa actuación que queremos facer nas marxes do río Traba».

Obras a ejecutar

Las obras que darán comienzo la próxima semana consisten en la humanización y ordenación de la plaza das Américas y su entorno inmediato para una ordenación funcional del movimiento de los vehículos y los peatones, la mejora de la seguridad de ambos y la racionalización del espacio de aparcamiento. Para eso, se desmontarán varios elementos urbanos de señalización y mobiliario público como las luminarias o los bordillos de las aceras, que se volverán a instalar una vez finalizados los trabajos.

También se proyecta la construcción de nuevos tramos de aceras, formadas por losetas de taco asentadas con mortero sobre una solera de hormigón. Estas nuevas aceras se delimitarán con bordillos prefabricados de hormigón gris, salvo en el Malecón de San Lázaro donde serán de piedra granítica, semejantes a los ya existentes. Unas aceras que serán más amplias y con un pavimento adaptados a las personas con discapacidad.

Una isleta ovalada

En cuanto a la isleta central de la plaza, se construirá una nueva de menor volumen (pasará de tener forma circular a una ovalada, como se puede ver en el plano proyectado más arriba ), siempre respetando la zona ajardinada ya existente. Finalmente, se arreglará el firme de la zona y se ejecutará un nuevo firme asfáltico de 5 centímetros de espesor de aglomerado en caliente.

Publicidad