Noia licita las obras para la recuperación ambiental del borde marítimo de la costa de Abruiñeiras

56
0
Compartir
Publicidad

El Ayuntamiento de Noia está licitando las obras para la primera fase de la recuperación ambiental del borde marítimo de la costa de Abruiñeiras. Un contrato que cuenta con un presupuesto base de licitación de 59.580 euros y un plazo de ejecución de tres meses para lo cual las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el próximo 15 de noviembre en el Registro General del Ayuntamiento de Noia.

El alcalde, Santiago Freire Abeijón, explica que el objeto de este proyecto es «recuperar ambientalmente unha zona degradada para o desfrute da veciñanza e consolidar os muros exteriores da antiga fábrica de motores que desenvolveu a súa actividade aló na primeira metade do século XX». En este sentido, el alcalde recuerda que el Ayuntamiento ya acometió la habilitación de una senda peatonal en la zona pero que «o obxectivo agora é actuar nunha zona moito maior, co obxecto de conectar a zona do Paseo Marítimo de Barro coa camiño peonil da nova ponte sobre a ría», buscando cerrar ese circuito circular por el borde de la ría en el que se trabaja estos días en el muelle del Marqués.

Obras

La actuación tendrá lugar en la parroquia de Barro, sobre una superficie de 4.059 metros cuadrados del tramo denominado ‘Marxe esquerda río Tambre ata a ponte da estrada Noia-Boiro’, donde se acometerán trabajos de recuperación ambiental y acondicionamiento de los terrenos de este tramo de la costa de Abruñeiras para mejorar las condiciones ambientales y paisajísticas del lugar, recuperar el espacio para lo disfrute del vecindario y contribuir a recuperar la memoria histórica de Noia en el que se refiere a las actividades de su pasado reciente.

«Imos habilitar un espazo público nas inmediacións das ruínas da antiga fábrica de motores, que imos limpar e consolidar para que poida ser visitada en condicións de seguridade», explica Freire Abeijón. Así, se procederá a rozar y limpiar el terreno y el interior de la ruina de la antigua fábrica, adaptando el terreno a las pendientes para evacuar el agua de lluvia. Después se consolidarán los muros de mampostería existentes mediante la retirada manual de la vegetación invasora y el rearme del muro allá donde estén caídas las piezas.

A mayores, se hará un sendero peatonal mediante pavimento terrizo continuo sobre un asiento de zahorra a base de material granítico propio del entorno, que llevará un borde de madera. A lo largo del sendero se colocarán luminarias tipo baliza de una altura no superior a los 80 centímetros y se colocará una fuente con agua potable.

Pincha en la imagen para ampliarla

Los restos del pavimento de la antigua fábrica de ‘Motoraco’ será demolido y substituido por otro en pavimento terrizo de iguales características. El resto de la superficie de la actuación tendrá un tratamiento mediante tapiz vegetal de pradeira autóctona, con especies presentes de forma natural en el entorno. En esa zona se procederá a la eliminación de las plantas exóticas e invasoras y su relevo por otras autóctonas o naturalizadas en Galicia. Cuando menos, se plantará un ejemplar de las siguientes especies: laurel, abruñeiro, ameneiro, sauce negro, vimbieira, sabugueiro, pino del país, érbedo, acer, espiño, sanguiño y castaño.

Además, se acometerán medidas de integración paisajística de ocultación de la EDAR de Noia, mediante la plantación de especies vegetales en la línea de linde con la parcela municipal de la depuradora. Esta línea vegetal se realizará mediante especies de hoja perenne y autóctonas de Galicia como el laurel o el pino del país.

Publicidad