Compartir
Publicidad

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, recibió en su despacho de la institución provincial al alcalde de Sobrado, Lisardo Santos, con el que abordó diversos asuntos referentes a la mejora de infraestructuras en el municipio.

En esta primera reunión tras el regreso de Santos a la alcaldía de Sobrado, en la que también participó el diputado provincial Bernardo Fernández, González Formoso le confirmó al regidor que el servicio provincial de Vías y Obras está redactando un proyecto para acometer una segunda fase de los trabajos de ampliación y mejora de la carretera DP 8001 de Cruces a Penablanca.

Las obras darían continuidad a las ya realizadas por la Diputación de A Coruña en los primeros tres kilómetros del vial, que supusieron una inversión de cerca de 200.000 euros para ampliar la plataforma de la carretera desde los 4,5 hasta los 7,5 metros (8 en algunos puntos), aprovechando la zona de dominio público existente en las márgenes. Así, a Diputación de A Coruña asumirá la petición del ayuntamiento de Sobrado de continuar la ampliación del vial en otro tramo de aproximadamente 3 kilómetros de la carretera, que llega hasta el límite de la provincia.

El alcalde valoró positivamente este compromiso, ya que se trata «de una carretera principal» del municipio, que conecta numerosos núcleos de población y de la acceso a explotaciones ganaderas. El vial soporta además un elevado tráfico por lo que Lisardo Santos consideró muy necesario ampliar la carretera y reparar el firme de la misma a efectos de mejorar la seguridad.

Próxima licitación de las obras de la cubierta del claustro

Santos y González Formoso abordaron también otros asuntos referentes al municipio, entre ellos las obras de reparación de la cubierta del claustro de peregrinos de Sobrado, cuyas obras saldrán a licitación próximamente, con el objetivo de que puedan llevarse a cabo durante los meses de verano. Estas obras completarán también las ya llevadas a cabo por la Diputación en ala norte del claustro y supondrán la renovación integral de la cubierta con teja cerámica curva, de similares características a la ya existente en la actualidad.

El presidente de la Diputación y el alcalde de Sobrado trataron también otras inversiones del organismo provincial del municipio, entre ellos los contemplados en el Plan Único, que en sus dos primeros años de funcionamiento (POS+2017 y POS+2018 ) supusieron una inyección económica de más de 1,5 millones de euros y contribuyen a mejorar numerosas infraestructuras y servicios municipales.

Publicidad