Compartir
Publicidad

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio presentó esta mañana el documento Hechos, Retos y Propuestas en el que se recogen los primeros resultados de las entrevistas realizadas en los últimos meses a los ayuntamientos coruñeses que colaboran con la Xunta en la elaboración de la Estrategia de Infraestructura Verde de A Coruña. Esta primera fase del trabajo desarrollado con los municipios coruñeses servirá de base para diseñar el borrador de la estrategia, que previsiblemente estará listo este verano.

Con este proyecto, presentado oficialmente el pasado mes de octubre, Galicia se adelanta a uno futuro requerimiento del Gobierno español en material ambiental y camina en la dirección señalada también por Europa.

Así, en respuesta al deterioro y pérdida de biodiversidad, la Comisión Europea hizo una comunicación en el año 2013 titulada Infraestructura Verde con el reto de promover en las áreas urbanas y rurales de la UE este tipo de instrumentos de planificación de zonas naturales y de otro tipo de elementos para garantizar la provisión de servicios ambientales y la protección de la biodiversidad en estas zonas.

Para gestionar esta novedosa infraestructura verde de A Coruña, el departamento autonómico apostó por uno nuevo sistema de ‘gobernanza’ del territorio con una dimensión intermunicipal. La primera reunión de este espacio de gestión constituido entre la Xunta y los 30 ayuntamientos del área coruñesa para elaborar la estrategia de gobierno de la Infraestructura Verde de A Coruña se celebró el pasado mes de enero. Hoy, Xunta y municipios continuaron con su trabajo en un encuentro en el que los regidores respondieron a un cuestionario con el fin de priorizar los hechos y retos que garantizarán el desarrollo sostenible de su área geográfica.

Según explicó durante la presentación a conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, la Infraestructura Verde de A Coruña es un proyecto en el que los ayuntamientos tienen un papel clave para canalizar las demandas ciudadanos y que debe basarse en la colaboración intermunicipal para identificar el denominador común entre ellos.

En este sentido, Mato Otero indicó que «la cooperación entre ayuntamientos y Xunta es una exigencia» para garantizar la sostenibilidad del territorio y sin ella, «difícilmente podrán llevarse a cabo proyectos como este» ya que «los desafíos ambientales y los proyectos para hacerles frente» tendrán que abarcar la más de un municipio.

Participación en fases

El desarrollo de la Infraestructura Verde del área de A Coruña, cuyo diseño estará previsiblemente finalizado a finales de año, se articulará en cuatro fases. La primera de ellas ya está en marcha y concluirá la finales de mayo. En esta fase el objetivo será aglutinar los resultados del trabajo desarrollado a través del espacio de gobernanza intermunicipal que se creó a mediados de enero y de los cuestionarios cubiertos hoy por los alcaldes con el fin de priorizar aquellos retos y hechos que se plasmarán luego en propuestas.

El siguiente paso consistirá en la presentación, previsiblemente en el mes de julio, del primer borrador de la Estrategia de Infraestructura Verde de A Coruña, un documento que integrará los distintos niveles de participación con los estudios y criterios técnicos.

A partir de este documento previo el objetivo es presentar la estrategia ante ayuntamientos y sociedad civil a finales de este año, concretamente en el mes de noviembre. La cuarta y última etapa servirá para impulsar en la práctica el desarrollo de la propia estrategia a través de la producción conjunta de la mano de los ayuntamientos de proyectos intermunicipales y de su posterior seguimiento.

Publicidad