Compartir
Publicidad

El alcalde de Santiago realizó la Ofrenda Nacional al Apóstol. En su condición de delegado regio, Xosé Sánchez Bugallo demandó la colaboración institucional para el éxito del Año Santo 2021 y exigió seguir avanzando en pro de una sociedad igualitaria y para «erradicar de raiz» la lacra de la violencia machista.

Sánchez Bugallo, que comenzó su alocución agradeciendo su elección como alcalde a los compostelanos y compostelanas, expresó su convencimiento de que el Año Santo 2021 será un «éxito», para lo cual, «necesitaremos a implicación de todas as institucións presentes na cidade, das entidades, as asociacións e a cidadanía. Entre todos conseguiremos que este sexa o mellor Ano Santo que teñamos celebrado». Con ese objetivo, dijo, «traballaremos incansablemente para facer de Santiago unha urbe limpa, segura y acolledora». En ese sentido, apeló a la colaboración institucional, haciendo de la «colaboración institucional”, facendo da “concordia e o consenso o fundamento da nosa forma de actuar».

El alcalde también pidió la guía del Apóstol Santiago cara una sociedad igualitaria y sin violencia machista: «Esta lacra ten que ser erradicada de raíz e nese empeño temos que estar, sen ningún xénero de dúbida, as institucións e os seus gobernantes. No podemos tolerar nin un asasinato máis e, como sociedade, non podemos mirar cara outro lado. É imprescindible seguir avanzando, sen pasos atrás, en na consecución dun mundo no que a igualdade entre homes e mulleres sexa real e efectiva».

Además, tuvo palabras para colectivos como la juventud o nuestros mayores, y fijó como otra de las prioridades a lucha contra lo despido, poniendo como ejemplo las políticas adoptadas en Portugal. Al Apóstol le solicitó ayuda igualmente para luchar contra lo cambio climático y para la erradicación de la pobreza y de la desigualdad económica.

El alcalde no quiso finalizar la Ofrenda sin acordarse de las víctimas del accidente de Angrois. «Onte -por el miércoles- cumpríronse 6 anos, pero a dor segue estando presente. O meu sentido abrazo e o de toda a Corporación para as súas familias», indicó, antes de finalizar su intervención con unos versos de la poeta compostelana más universal, Rosalía de Castro: «Dende aquí vexo un camiño que non sei a donde vai; polo mismo que n’o sei quixera o poder andar».

Actos protocolarios

Antes de la ceremonia religiosa, el alcalde realizó el pase de revisa a las tropas en la plaza del Obradoiro, donde también aterrizó la Patrulla Acrobática de Paracaidismo (PAPEA). Tras el saludo a las autoridades, la comitiva se dirigió a la iglesia de San Martin Pinario, donde este año se celebró la ceremonia religiosa por motivo de las obras en la Catedral.

Finalizada la misa, la comitiva oficial regresó al Pazo de Raxoi, donde el delegado regio firmó en el Libro de Honor del Ayuntamiento y realizó una breve intervención. Esta fue la cuarta vez que Xosé Sánchez Bugallo ejerció esta representación, tras las ofrendas de 2001, 2005 y 2008, en su anterior etapa como regidor municipal.

Publicidad